Optimizan en Puerto Rico una molécula contra el cáncer metastásico

Optimizan en Puerto Rico una molécula contra el cáncer metastásico De izquierda a derecha: los investigadores del Recinto de Ciencias Médicas, Cornelis Vlaar, Suranganie Dharmawardhane y Eliud Hernández.

Giovanny Vega De Lleguas
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La batalla contra el cáncer en Puerto Rico no tiene pausa, a juzgar por el trabajo de un grupo de investigadores que dedican diariamente sus vidas a optimizar una molécula en el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) para lograr el primer tratamiento contra la metástasis.  

La molécula denominada MBQ-167 va dirigida a atacar proteínas que se han visto envueltas en el proceso migratorio de células cancerosas desde un tumor primario en pacientes con cáncer de seno. Sin embargo, uno de los investigadores envueltos en el estudio, el doctor Eliud Hernández, precisó que han comenzado a probarla en cánceres gástricos, de pulmón y páncreas, lo que supone un gran avance para los pacientes con estas enfermedades.

Las doctoras Jean Ruiz Calderón y Suranganie Dharmawardhane.

 

La molécula es totalmente nueva, fue un diseño computacional que hicimos. Por el momento, puede inhibir hasta un 95 por ciento de la metástasis del tumor”, expresó Hernández, quien funge como catedrático asociado y profesor de química medicinal en el RCM.

El equipo de investigación está compuesto por los doctores Cornelis Vlaar, químico medicinal y las doctoras Suranganie Dharmawardhane, bióloga de cáncer con sobre 20 años de experiencia y Linette Castillo, investigadora bioquímica y facultativa en la Universidad Central del Caribe (UCC).

Esta proteína que estamos inhibiendo se expresa en otros tipos de cáncer, como lo son el cáncer gástrico. En Puerto Rico, ese es uno de los que tiene la prevalencia más alta, por lo que pensamos que la droga sería buena candidata para tratar este tipo de cáncer y decidimos tratarlo en tejidos derivados de pacientes puertorriqueños”, comentó, por su parte, la doctora en biología, Jean Ruiz Calderón, quien ha colaborado en el estudio en su proceso de postdoctorado.

A su vez, los investigadores establecieron una colaboración con los doctores Reinold López y Marcia Cruz, del Hospital Oncológico, para colectar muestras de los tejidos cancerosos removidos en pacientes boricuas e inyectarlas a los ratones inmunocomprometidos, que tienen han sido genéticamente modificados para que tengan deficiencias en ciertas células inmunes y acepten el tumor.

Luego de realizar varios experimentos invitros en líneas celulares de diferentes tipos de cáncer

y en ratones inmunocomprometidos, los investigadores vislumbran comenzar estudios toxicológicos y ponerla a prueba en modelos de animales más avanzados a partir del próximo año. Por el momento, Hernández y Vlaar trabajan en el diseño, sintetización, caracterización y purificación del compuesto.

Estamos tratando de investigar nuevos derivados de MBQ-167 que mejoren su actividad y perfil como posible medicamento”, añadió Hernández, al tiempo que recalcó que esperan que el fármaco esté disponible en el mercado dentro de dos años, si no se presentan contratiempos en ciertos estudios toxicológicos.

Los investigadores fundaron MBQ Pharm para adquirir los derechos de propiedad intelectual y comenzar a completar los requisitos para la aprobación por parte Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Doctora Linette Castillo, una de las cuatro investigadoras del proyecto

Estos experimentos envuelven demostrar la baja toxicidad y eficacia contra cáncer de seno metastásico de MBQ-167 en animales y serán analizados por una compañía externa. Luego, se someterá el Investigational New Drug (IDN) Application”, explicó la doctora en bioquímica, Linette Castillo. “Hay muchos medicamentos efectivos para tratar el tumor primario, pero lamentablemente no existen drogas efectivas dirigidas contra la metástasis”, continuó.

 

En cambio, la doctora Dharmawardhane precisó que MBQ Pharm está nutrida por profesionales de distintos campos que dirigen el área de farmacia, que desarrollan y modifican la droga, de bioquímica, que la prueban el compuesto en animales y por una doctora oncóloga, que puede llevarlo a estudios clínicos. Esto, junto al trabajo de otros representantes que conversan con inversionistas, hace de la compañía en una bastante completa.

Los estudios han arrojado, además, que el compuesto no solo inhibe funciones celulares, que son importantes para el proceso de metástasis, sino que también inhibe el crecimiento del tumor en un 90 por ciento.

El MBQ-167 funciona a concentraciones bajas con el fin de reducir la toxicidad en el paciente.

Comentarios

X