Nuevos medicamentos gastrointestinales pueden evitar cirugías por 10 años

Doctor José Santiago gastroenterólogo pediátrico

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Los pacientes con enfermedades gastrointestinales crónicas y artritis, no tienen un origen establecido, pero se cree que su aparición está relacionada con exposición a antígenos alimentarios. Gracias a los últimos avances tecnológicos,  los pacientes con dichas patologías, han encontrado novedosas opciones de tratamiento que alargan la calidad de vida y evitan el sometimiento a intervenciones quirúrgicas.

Hay un antígeno en el proceso de exponernos a una infección o antígeno alimentario, no se sabe cómo, qué y dónde ocurre, pero se dice que es por exposición de este antígeno que puede causar procesos inflamatorios en el sistema digestivo, como puede darse en el proceso articular. Muchas veces al controlar la enfermedad gastrointestinal, el dolor arterial desaparece, pero se ha identificado en el proceso de inflamación las interleucinas, que lo que hacen es producir un proceso crónico inflamatorio intestinal -sin detenimiento- en estómago o articulaciones y hay medicamentos que van dirigidos a eso. Hay diferentes gamas de tratamientos como Alpha-TNF. Hay un medicamento para interleucina que es una sustancia que se secreta en el proceso inflamatorio y otros medicamentos nuevos que afectan el DNA de la células, pero lo importante de todo esto, es tener claro lo que es Crohn’s, artralgias con sus manifestaciones sistémicas versus la artritis, y el tratamiento se puede hacer armoniosamente con una buena consulta con el reumatólogo para el beneficio del paciente», aseguró José Santiago, gastroenterólogo pediátrico en diálogo con MSP.

Hace 30 años se utilizaban medicamentos parciales para tratar patologías como colitis ulcerosa y Crohn, que mejoran la inflamación… Tiempo después, los pacientes regresaban y eran tratados con esteroides antiinflamatorios, pero los efectos son verdaderamente devastadores al punto de que retrasan y dificultan el crecimiento de los niños dañando los huesos, ocasionando problemas de cataratas y daños en el riñón. Hoy en día, los esteroides son utilizados cuando la enfermedad ya está en etapas agudas.

En la actualidad se están patentando tratamientos con inmunomoduladores para contrarrestar los efectos de las enfermedades mencionadas… Uno de los riesgos, es que posiblemente no funcionen y se deba proseguir con Anti-TNF o medicamentos biológicos que según el doctor «son medicamentos que ahora te mejoran muchísimo» y disminuyen el riesgo de remoción del intestino grueso o un pedazo del íleo -oclusión del intestino-.

Los pacientes sometidos a estos tratamientos, podrían estar hasta 10 años sin tener que visitar un quirófano, pero el protocolo de cada medicamento es distinto.

Conozco de pacientes que han estado con el mismo medicamento de 10 años y uno va cambiando la terapia de acuerdo a la respuesta del paciente, porque se ha reconocido pacientes con posibilidades de resistencia, y se añade algo más a la terapia o se cambia para tratar de evitar una cirugía, o sea, que hay que individualizar los casos», expresó  el Dr. Santiago.

Bajo estas condiciones, existe una ventana a la recurrencia y puede ser peor la respuesta a los subsiguientes tratamientos.

Por ejemplo la colitis ulcerativa, ocurrió en una menor que estaba bien y comenzó con diarreas desarrollando coágulos de sangre masiva con pérdidas monumentales de sangre. Existen tratamientos endovenosos para esa crisis que se llaman tratamientos de rescate para evitar terminar en sala de operaciones para una remoción de colon, así que cada paciente es individualizado», explicó el especialista.

Otros riesgos

Por otro lado, algunos de los tratamientos con inmunomoduladores como son Imuran y Methotrexate, pueden ser los causantes de linfoma non-Hodgkin. Los Anti-TNF pueden ocasionar B-cell linfoma y pueden ser casos aislados, que hay que mencionarle al paciente y el médico debe tenerlo en consideración.

Sí existen unos algoritmos que indican cómo, con qué y cuándo dar tratamientos, que serían de carácter oral, pero sería dependiendo de la condición del paciente y el estado en que se encuentre ya sea leve, moderado o severo.

Comentarios

X