Nuevo tratamiento evitaría progresión del cáncer de próstata en pacientes críticos

Doctora Marcia Cruz.

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Investigadores puertorriqueños con amplia experiencia y trayectoria se enfilan para tratar a pacientes con cáncer de próstata metastásico mediante nuevas alternativas; las cuales prometen buenos resultados, al evitar la progresión de la enfermedad y aumentar la calidad y esperanza de vida de los pacientes.  Puerto Rico es el primer país en lograr el reclutamiento de estos galenos y comenzar con el tratamiento para estas patologías.

Actualmente, se está probando la efectividad sobre algunos de los tratamientos biológicos y cómo actúan directamente en la malignidad, donde es el mismo cuerpo quien genera el poder de evitar ataques, en este caso, en las células.

” Llevamos años haciendo investigación en prevención de cáncer. Hay una fase nueva que estamos desarrollando que no tan solo es en prevención, sino alternativas de tratamiento guiadas por la biología molecular de ese cáncer. Nos hemos movido y creamos una organización que se llama PAN Oncology Trials, que es una fundación que trabaja en alianza con el Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez para traer terapias a los pacientes. Somos los primeros en el mundo en reclutar un paciente para este estudio en pacientes con cáncer de próstata “

afirmó con entusiasmo la Dra. Marcia Cruz.

El cáncer de próstata es la primera causa de muerte en hombres. En Puerto Rico, más de dos mil pacientes son diagnosticados anualmente con esta enfermedad; aunque la mayoría de ellos ya superaron la enfermedad y tienen una buena esperanza de vida,  hay un grupo que llega a etapas avanzadas donde esa malignidad metatastizó en los huesos y nódulos linfáticos. También, existe un grupo de pacientes que vuelven a tener indicios de este trastorno en sus organismos. Cuando estos casos se presentan, se procede a tratamientos tradicionales, pero si su PSA continúa en crecimiento, no existen alternativas para ello, lo que aumenta la probabilidad de mortalidad.

Existe un grupo que presenta cáncer avanzado, donde la malignidad se movió a los huesos o nódulos linfáticos; o personas que están sanas, pero el cáncer reapareció. Para estos pacientes se utilizan terapias tradicionales “anticastrantes” y además, bloquean hormonas y/o quimioterapias. Si el PSA continúa aumentando, se entiende que el cáncer no está respondiendo a esas terapias y se procede a un estudio en los huesos para ver lesiones.

“Para este tipo de pacientes se comenzaron a evaluar posibles tratamientos y el que estamos trabajando se llama PARP inhibitor y lo que hacen es corregir errores en la reparación del DNA de los pacientes que tienen cáncer de próstata; aunque se puede utilizar en otros tumores que tengan el mismo error en el DNA. Esos casos se ven en pacientes que tienen una mutación en un gen que se conoce como BRCA 1-2. Las personas que nacen con esta mutación tienen una deficiencia en cómo corrigen los errores en células. Las personas que tienen esa mutación se les conoce como Homologous Recombination-Deficiency y se ven no solamente en próstata, sino en estómago, ovarios y otros “

comentó la Dra. Cruz, quien  también es catedrática del Departamento de Medicina y Bioquímica del Recinto de Ciencias Médicas.

Esta investigación busca determinar si estos pacientes responden al tratamiento, deteniendo el crecimiento del tumor que albergan en sus organismos. Estas pruebas comenzaron en diciembre del año pasado y se abrió una ventana de estudio en Australia y Estados Unidos. Dentro de la nación americana se extendió hacia Puerto Rico, donde se logró el reclutamiento del primer paciente de los antes mencionados países.

“Acabamos de empezar. No sé si va a funcionar o no, pero este paciente que está con nosotros lleva cuatro semanas en tratamiento y ya no utiliza medicamentos para el dolor. Hay que esperar, pero lo interesante es que se están probando posibilidades para pacientes que no tenían ninguna alternativa. Cualquier paciente con cáncer de próstata metastásico hay que evaluarlo para esta mutación y que hacerle prueba genética de BRCA 1 y 2 “,

reveló la Dra. Cruz.

¿Qué es PARP inhibitor?

PARP inhibitor son enzimas que transcriben y reparan los errores en el ADN, causantes de la progresión. También, son medicamentos biológicos y básicamente anticuerpos bloqueadores. “Estudios preliminares indican que el PSA comienza a bajar, y esa es nuestra expectativa”, agregó la galena.

Cómo se realiza el reclutamiento

Para este estudio de fase 2A, se están reclutando al menos 10 pacientes en la isla que tengan metástasis de cáncer prostático, donde se les evaluará para evidenciar si -en efecto- tienen los genes de BRCA 1-2.

Mientras eso sucede, la doctora espera terminar el proceso de reclutamiento para el próximo verano y afirmó que todos los cualificados se beneficiarán de este tratamiento. De conocer a alguien que pueda ser candidato para participar en este estudio, puede comunicarse al 787-407-3332/787-407-3333 o vía correo electrónico: [email protected]

Comentarios

X