Nuevo método de diagnóstico detectaría el cáncer 4 años más pronto que los métodos convencionales

Detección de cáncer hasta 4 años antes Casi el 90% de los enfermos podrán tener un pronóstico positivo si el cáncer se detecta con la debida anticipación, pero solo el 25% tendrá resultados positivos si el diagnóstico llega durante un estadio avanzado.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Katherine Trujillo Useche

Son alarmantes las estadísticas que dicen que una de cada tres personas desarrollará cáncer, sin embargo el pronóstico también indica que la mayoría de estas personas lograrán curarse. Casi el 90% de los enfermos podrán tener un pronóstico positivo si el cáncer se detecta con la debida anticipación, pero solo el 25% tendrá resultados positivos si el diagnóstico llega durante un estadio avanzado. Por lo anterior se concluye que el diagnóstico temprano es determinante en el éxito contra la enfermedad.

Un estudio preliminar hecho en China y Estados Unidos con técnicas de análisis genético buscan lo que parece imposible: detectar el cáncer antes incluso de que aparezca.

Este estudio está basado en un análisis de sangre que detecta cinco tipos de cáncer con cuatro años de anterioridad que cualquier otro diagnóstico convencional, como colonoscopias o mamografías. El trabajo, publicado en Nature Communication, fue realizado por un equipo de investigadores chinos y estadounidenses con resultados preliminares positivos pero con una probabilidad de éxito real bastante alta.

Este trabajo se centra en la epigenética, ciencia que estudia los cambios químicos en el ADN que modifican la función de los genes. En relación a esta ciencia se estableció una analogía: si el ADN es como un gran piano siendo las teclas lo que permiten una buena salud, la epigenética se asemeja a los dedos del pianista que toca las notas de forma adecuada. 

Este grupo de investigadores ha tomado un banco de datos conocido como Estudio Longitudinal de Taizhou, que analizó el plasma de cien mil voluntarios entre 2007 y 2014. Encontraron que, según el plasma de 605 personas, 191 de estas desarrollaron cáncer cuatro años después.

Esta gran base permite al equipo investigador establecer la fiabilidad de un test que analiza la metilación, un tipo de cambio epigenético en el ADN de células tumorales que van por el torrente sanguíneo y generalmente delatan la presencia del cáncer en su fase inicial. Estos científicos agruparon casi 500 tipos de metilación que establecen los tipos de cáncer en las células malignas casi imposibles de confundir con una célula sana, evitando así la posibilidad de falsos positivos.

Este nuevo método se conoce como Panseer y tiene una certeza de alrededor del 90%.

Los científicos están enfocados en cinco tipos de tumores: esófago, estómago, pulmón, hígado y colón, que abarcan más de dos millones de muertos anuales en solo China y Estados Unidos y su detección temprana podrían ahorrar miles de millones de euros en tratamientos, pues hoy en día solo existen métodos de diagnósticos tempranos para el colon y pulmón.

Debe tomarse en cuenta que este test ha sido probado con muestras de plasma ya almacenadas y es necesario iniciar el proceso probándolo en el entorno real, para establecer la efectividad de la detención del cáncer con cuatro años de anticipación en los sistemas convencionales.

El Doctor Kun Zhang, bioingeniero de la Universidad de California y miembro de este equipo investigador, explica que es probable que el test para un tipo de tumor esté desarrollado en cerca de tres años mientras que para múltiples tumores se espera tener en cinco años.

Este tipo de análisis de sangre se denominan biopsias líquidas y ya son utilizados en varios procedimientos, pero únicamente después del diagnóstico, durante el tratamiento. El estudio busca determinar casos ocultos de cáncer en la población y aumentar o aplicar otros métodos para saber en qué órganos puede haber un tumor y confirmarlo de manera anticipada.

El doctor Rodrigo Dienstmman investigador principal del grupo Oncology Data Science del Bhio de Barcelona afirma que “esta técnica está en un punto inicial de desarrollo” y que se trata de una primera evidencia de que este análisis en concreto funciona. Dienstmman espera que este se convierta en un método para diagnosticar el cáncer oportunamente.

Las metilaciones del ADN son muy recurrentes y se pueden llegar a ver hasta en el 95% en los casos de cáncer. El ADN tumoral que detectan estos análisis de sangre procede de células del tumor que han muerto o se han destruido y sus restos viajan por el torrente sanguíneo.

Otra fortaleza de este test es que en el 2018 se demostró que el sistema permite identificar no solo el cáncer temprano sino el órgano de origen, factor de gran importancia en el estudio.

El paso que sigue es probar el test en pacientes actuales y comparar el proceso con los métodos tradicionales como los son las colonoscopias o las mamografías.

Es importante tener en cuenta que estos estudios son costosos y, por el momento, su empleo es un reto complejo. Se espera, sin embargo, que dados los continuos avances de la tecnología estas técnicas se vuelvan cada vez más económicas y fácilmente aplicables, comenta la doctora Teresa Alonso, secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Comentarios

X