Anuncian nuevo medicamento para atacar el cáncer terminal

El Dr. Héctor Vélez Cortés, Hematólogo Oncólogo reconoce que KEYTRUDA es un armamento adicional y sin precedentes para tratar el cáncer de cuello y cabeza. Foto: Florentino Velázquez.

El medicamento KEYTRUDA, científicamente conocido como pembrolizumab, fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, (FDA, por sus siglas en inglés) para utilizarse en como el primer tratamiento anti PD-1 a una dosis fija de 200 mg cada tres semanas en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello recurrente o metastásico (CCECC) con progresión de la enfermedad durante o después de la quimioterapia que contiene platino.

La opción del medicamento para pacientes con un diagnóstico incurable o para pacientes cuyo tratamiento anterior, falló, es una alternativa real. Les permite reducir la carga tumoral por un tiempo prolongado, ya sea meses o quizás años.  Así que, del Dr. Héctor Vélez Cortés, Hematólogo Oncólogo, cambia la manera de ver a los pacientes en los próximos años.

KEYTRUDA puede consumirse por 24 meses y en caso de recurrencia, por doce meses adicionales.

“El cáncer de cuello y cabeza es una de las primeras diez causas de muerte por cáncer en Puerto Rico. Al año suceden unos 500 nuevos casos.  Es más frecuente en varones que en mujeres, siendo la mortalidad la séptima causa y en la incidencia es la quinta”, explicó el Dr. Vélez Cortés.

Dijo que muchos de los pacientes que no se curan con sus terapias iniciales, fallecen de la enfermedad.  Es decir, una cuarta parte de los que desarrollan la enfermedad sucumben antes de los cinco años.  Sin embargo, este medicamente podría alterar esa estadística.

Los factores de riesgo de este tipo de cáncer empiezan durante la juventud de los pacientes a pesar de que la incidencia de padecerlo es entre los 50 y 60 años de edad.

“Estamos hablando de los fumadores, los que toman mucho alcohol y aquellos con una conducta que los expone al ‘virus del papiloma humano.  Así que nos arriesgamos antes y la pagamos después”, sentenció el Galeno también presidente de la Sociedad de Hematólogos Oncólogos de Puerto Rico y con oficina en la avenida Hostos de Ponce.

“Conducta que si se previene puede bajar la incidencia.  Igualmente no podemos olvidar que siempre hay factores genéticos que pueden contribuir en su desarrollo.  Las personas deben observarse, particularmente esas ulceritas que salen y que no sanan a tiempo”, agregó.

“Por ese descuido, el diagnóstico a veces, es demasiado tarde.  Este tumor es difícil de curar porque es resistente a la radiación y a la quimioterapia tradicional”.

De otra parte, algunos pacientes con el diagnóstico son candidatos a cirugía para atacar la enfermedad, todo dependerá de las cualidades particulares de cada uno de ellos ante la ubicación del tumor.

“Este nuevo medicamento es un armamento adicional y sin precedentes para tratar la enfermedad”, sentenció el Galeno ponceño.

KEYTRUDA  está aprobada con base en la tasa de respuesta de tumor y la durabilidad de la respuesta.  Los pacientes CCECC no tienen que someterse a la prueba PD-1 para usar este medicamento.

La Dra. Cecil Marques Goyco indicó que el producto elaborado por Merck, es un anticuerpo monoclonal humanizado que funciona incrementando la capacidad del sistema inmunológico del paciente. Foto: Florentino Velázquez.
La Dra. Cecile Marqués Goyco indicó que el producto elaborado por Merck, es un anticuerpo monoclonal humanizado que funciona incrementando la capacidad del sistema inmunológico del paciente. Foto: Florentino Velázquez.

“Es un anticuerpo monoclonal humanizado que funciona incrementando la capacidad del sistema inmunológico al ayudar a detectar y combatir células tumorales. Bloquea la interacción entre PD-1 y sus ligandos, PD-L1 y PD-L2, por lo tanto activan los linfocitos T para que pueden identificar y proceder a destruir las células tumorales”, explicó la Dra. Cecil Marques Goyco, Directora Médica de Merck.

La aprobación se basa en los datos del estudio KEYNOTE-012, que incluyó a pacientes con CCECC recurrente o metastásico que tenían progresión de la enfermedad durante o después de la quimioterapia que contenía platino o luego utilizar la quimioterapia que contenia plantino administrada como parte de tratamiento de inducción, concomitante o adyuvante en pacientes con estado funcional ECOG de cero o uno. Los datos mostraron una tasa de respuesta objetiva (TRO) de 16 por ciento (IC de 95%: 11, 22), tasa completa de cinco por ciento, con respuestas de seis meses o más observadas en el 82 por ciento (n=23/28) de los pacientes respondedores. La TRO y la duración de la respuesta fueron similares independientemente del estado del virus del papiloma humano (VPH).

Se presentaron reacciones adversas inmunomediadas con KEYTRUDA, incluyendo neumonitis, colitis, hepatitis, endocrinopatías y nefritis. Con base en la severidad de la reacción adversa, se debe interrumpir o suspender KEYTRUDA y administrar corticosteroides. Debido a su mecanismo de acción, KEYTRUDA puede causar daño fetal cuando se administra a una mujer embarazada. A las mujeres en edad fértil se les debe advertir el peligro potencial para el feto. Para mayor información deben consultar la circular del producto.

KEYNOTE-012 fue el primer estudio clínico en investigar el papel de un inhibidor de PD-1 en pacientes con CCECC con progresión de la enfermedad durante o después de la quimioterapia que contiene platino. Merck actualmente tiene el programa de desarrollo clínico en inmuno oncología más grande incluyendo estudios que podrían permiten múltiples registros en cáncer de cabeza y cuello, y está llevando a cabo investigación con KEYTRUDA como mono terapia, así como en combinación con quimioterapia comparada con el tratamiento convencional actual.

ONCO-1135910-0040

Comentarios

X