Nueva técnica podría aumentar la reparación de lesiones de la médula espinal

Nueva técnica podría aumentar la reparación de lesiones de la médula espinal La nueva técnica es menos invasiva, depositando las células inyectadas en el espacio subpiano espinal - un espacio entre la membrana pial y las capas superficiales de la médula espinal.
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

En la revista Stem Cells Translational Medicine, un equipo internacional de investigación, dirigido por médicos-científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, describe un nuevo método para administrar células precursoras neurales (NSC, por sus siglas en inglés) a lesiones de la médula espinal en ratas, reduciendo el riesgo de que se produzcan más lesiones y potenciando la propagación de células potencialmente reparadoras.

Los hallazgos aparecen en la edición impresa del 29 de enero de 2020.

Las NSC tienen un gran potencial para tratar una variedad de enfermedades neurodegenerativas y lesiones de la médula espinal. Las células madre poseen la capacidad de diferenciarse en múltiples tipos de células neuronales, dependiendo de su entorno. Como resultado, hay un gran interés y mucho esfuerzo para utilizar estas células para reparar las lesiones de la médula espinal y restaurar eficazmente las funciones relacionadas.

“Pero las técnicas actuales de entrega de células espinales implican la inyección directa de agujas en el parénquima espinal – la médula primaria de las fibras nerviosas que corren a través de la columna vertebral. Como tal, hay un riesgo inherente de (más) lesión del tejido espinal o de sangrado intraparecal”,

dijo Martin Marsala, MD, profesor en el Departamento de Anestesiología de la Escuela de Medicina de la UC San Diego,

La nueva técnica es menos invasiva, depositando las células inyectadas en el espacio subpiano espinal – un espacio entre la membrana pial y las capas superficiales de la médula espinal.

“Esta técnica permite la entrega de un alto número de células de una sola inyección. Las células con propiedades proliferativas, como los progenitores gliales, migran entonces al parénquima espinal y se pueblan con el tiempo en múltiples segmentos espinales así como en el tronco cerebral. Las células inyectadas adquieren las propiedades funcionales consistentes con las células huésped circundantes”,

dijo Marsala.

Marsala, el autor principal Joseph Ciacci, MD, neurocirujano de la UC San Diego Health, y sus colegas sugieren que es probable que las células inyectadas subpialmente aceleren y mejoren la potencia del tratamiento en las terapias de sustitución celular para varios trastornos neurodegenerativos de la columna vertebral en los que se desea una amplia repoblación por células gliales, como oligodendrocitos o astrocitos.

“Esto puede incluir lesiones traumáticas de la columna, esclerosis lateral amiotrófica y esclerosis múltiple”,

dijo Ciacci.

Los investigadores planean probar el sistema de entrega de células en modelos animales preclínicos más grandes de lesiones traumáticas de la columna vertebral que imitan más de cerca la anatomía y el tamaño de los humanos.

“El objetivo es definir la dosis celular óptima y el momento de la entrega celular después de una lesión en la columna vertebral, lo que se asocia con el mejor efecto del tratamiento”,

dijo Marsala.

Los coautores incluyen: Kota Kamizato y Takahiro Tadokoro, UC San Diego y Universidad de Ryukyus, Japón; Michael Navarro y Silvia Marsala, UC San Diego; Stefan Juhas, Jana Juhasova, Hana Studenovska y Vladimir Proks, Academia Checa de Ciencias; Tom Hazel y Karl Johe, Neuralstem, Inc. y Shawn Driscoll, Thomas Glenn y Samuel Pfaff, Instituto Salk.

La financiación para esta investigación provino, en parte, de los Institutos Nacionales de Salud (subvención R01OD018272), SANPORC, el Programa Nacional Checo de Sostenibilidad (LO1609 y RVO 67985904); la Fundación Científica Checa (18-04393S) y el Centro de Microscopía Neurocientífica de la UC San Diego (NIH-NS047101).

Comentarios

X