Nueva prueba podría reemplazar a la biopsia como método diagnóstico en cirrosis y cáncer de hígado

Esta nueva prueba evitará continuar con un procedimiento costoso e invasivo.

El investigador de la UAH y catedrático de Enfermería Antonio Martín-Duce ha patentado un nuevo test que permitirá diagnosticar en el hígado o la esteatohepatitis no alcohólica o la esteatosis no alcohólica, enfermedades para cuya identificación era necesario realizar una biopsia.

Esta nueva prueba médica, conocida como test ‘Owliver’, evitará continuar con un procedimiento «costoso, invasivo y no exento de riesgos», ha asegurado la universidad en un comunicado, en el que precisa que ya se está empleando en hospitales públicos y privados.

Martín-Duce ha explicado que el nuevo test favorece «una gestión asistencial más eficiente». La prueba permite identificar al paciente «con riesgo de progresión a formas más agresivas de hepatopatía», como cirrosis o cáncer de hígado.

También favorece el control evolutivo de la enfermedad, «algo imposible con la biopsia hepática dado sus riesgos y coste». «La repercusión social es evidente ya que la esteatosis afecta en torno al 20 o 30% de la población general y la esteatohepatitis afecta en torno al 5 o 9%», ha señalado el catedrático.

El test ha sido desarrollado por la empresa biotecnológica OWL Metabolomics, el Hospital Clínic de Barcelona y el Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias CIC bioGUNE, pero su origen ha sido la tesis doctoral de Martín-Duce, quien comenzó sus investigaciones básicas y clínicas en 1983.

En la fase clínica han colaborado los hospitales Príncipe de Asturias; Clínic de celona; Marqués de Valdecilla; Virgen de Valme; Reina Sofía; Virgen de la Victoria;12 de Octubre; el del Tajo; el Santa Cristina; el Keck Hospital of USC (Los Ángeles); y el Institute Nacional de la Santé et de la Recherche Médicale (INSERM-Francia).

Jano.es.

Comentarios

X