Nueva molécula podría inhibir la pérdida de la memoria parecida al alzhéimer

Medicamento Nuevo medicamento puede frenar el envejecimiento cerebral y la pérdida de la memoria.

Con la información de: Science
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Una investigación de un fármaco demostró una gran efectividad en reducir el envejecimiento de células cerebrales

Un estudio sobre la fisetina, un componente químico que se encuentra en frutas y vegetales, puede ayudar a las células cerebrales a recomponerse y evitar enfermedades como el alzhéimer, el medicamento ha sido efectivo en ratones, el grupo investigativo ha sintetizado variantes de este componente y se descubrió que la CMS121 es muy efectiva para mejorar la memoria en los animales y evitar la degeneración de las células cerebrales.

“Esta fue una prueba más rigurosa de cuán bien funciona este compuesto en un entorno terapéutico que nuestros estudios anteriores sobre él”, dice Pamela Maher, científica senior en el laboratorio del profesor David Schubert de Salk.

Diseño del estudio 

El equipo investigativo aplicó CMS121 en ratones que padecían de alzhéimer, inyectaron dosis diarias a partir de los primeros meses de edad de los animales, lo que equivale a la mediana edad de las personas, se les administró esta dosis a partir de la degeneración del aprendizaje y la memoria, con el fin de asimilar el proceso por el cual debe pasar un paciente que presenta este padecimiento.

Cuando se cumplieron los tres meses de tratamiento el cuerpo investigativo se encargó de realizar las debidas pruebas de comportamiento y cognición de los animales de la siguiente manera: compararon los animales que habían sido sometidos a CMS121 y los que no padecían alguna complicación cerebral, además de los que padecían y no fueron inyectados, los resultados fueron positivos, ya que en comparación a las pruebas de memoria y conducta los ratones inyectados respondían de manera paralela los sanos mientras que los que no recibieron el fármaco tenían destrezas más lentas.

Los especialistas notaron que a nivel cerebral los lípidos eran diferentes entre los tres animales, ya que los enfermos tenían diferencias con los sanos y los tratados, lo que llevó a una conclusión e identificación clara, que la peroxidación lipídica estaba muy elevada en aquellos ejemplares enfermos a comparación de los otros dos, la peroxidación es una degradación de los lípidos que producen moléculas radicales las cuales pueden causar daño celular.

Conclusiones del estudio

Se demostró que por medio de la CMS121 se logra una reducción de los niveles de una molécula productora de lípidos llamada sintetasa de ácido graso (FASN) y al mismo tiempo se redujo la elevación de peroxidación lipídica.

En un estudio que realizaron los investigadores en aquellos pacientes que habían muerto por alzhéimer se descifró que la concentración de FASN era muy alta, lo que sugiere un avance y un estudio farmacológico el cual pueda regular estos incrementos de lípidos FASN a nivel cerebral.

“Ha habido una gran lucha en el campo en este momento para encontrar objetivos a seguir. Entonces, identificar un nuevo objetivo de manera imparcial como esta es realmente emocionante y abre muchas puertas” añade Maher

Es importante tener en cuenta que los diversos estudios e investigaciones son muy importantes para poder tratar aquellas enfermedades que se consideran irremediables, este es un gran avance para que aquellos pacientes que presentan síntomas de alzhéimer puedan ser tratados y evitar la enfermedad que perjudica a una proporción de la población longeva.

Comentarios

X