Niños sobrevivientes de cáncer no continúan con el esquema de vacunación

Niños sobrevivientes de cáncer no continúan con el esquema de vacunación Doctora Camille Montes.

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La tasa de sobrevivencia de cáncer pediátrico ha ido aumentando en los últimos años gracias a los tratamientos disponibles. Sin embargo, a causa de la sobrevivencia han aumentado complicaciones relacionadas al tratamiento, como las infecciones. Una investigación realizada por el Hospital Pediátrico Universitario evaluó 66 pacientes de manera retrospectiva, teniendo en cuenta los récords médicos de niños que desde el año 2001 hasta el año 2016 no se revacunaron, tras finalizar su tratamiento para el cáncer.

Reconocemos que la tasa de infecciones alrededor del mundo prevenidas por vacunas ha ido aumentando. Por otra parte, el desarrollo de vacunas para cáncer pediátrico sabemos que la Academia Americana de Pediatría (AAP) da recomendaciones sobre cuáles vacunas deben administrarse a los pacientes, pero no existe una guía específica con un esquema de revacunación luego de terminar el tratamiento. Sabemos que hay que esperar cerca de tres meses para empezar el esquema de vacunación, pero no dice que luego de tal semana hay que administrarle otra vacuna», mencionó Camille Montes, residente senior del hospital, quien hizo la presentación la semana pasada.

Hay estudios previos que revelan que luego de recibir quimioterapias los pacientes pueden perder la inmunidad adquirida previamente, especialmente con las MMR y varicela. Con una data limitada que se enfoca mayormente en vacunas HPV, la tasa de vacunación en Puerto Rico para los sobrevivientes de cáncer es desconocida.

Utilizamos una ficha de datos, a la que determinamos poner muchas variables con diseños retrospectivos, donde se recolectaron datos de los pacientes a través de los récords médicos y utilizamos criterios de inclusión basado en la edad: 1 a 21 años, historial de cáncer en remisión, a lo que definimos como libre de cáncer,  que no haya recibido de quimioterapia o tratamiento por más de seis meses y que asistiera a las clínicas de oncología pediátrica en la fecha establecida», indicó.

En los resultados se evidenció que un 59% eran niños y la mediana de edad al momento de diagnóstico era de 4.8 años de edad. La última terapia era de 6.7 años y la mediana de edad al momento de nuestra evaluación era de 15.2 años. Además, observaron que un 86% de la población recibió quimioterapias.

En la distribución de malignidades el mayor porcentaje lo recibió leucemia linfoblástica aguda tipo B con un 27%, seguido de otros tumores sólidos con un 22%.

Los investigadores analizaron la data de vacunación y hallaron alteraciones en hepatitis A, Prevnar, Meningococo y HPV. Se estudió la tasa de vacunación en vacunas vivas y compararon que la mayor tasa de vacunas recomendadas a pacientes inmunocomprometidos resultó ser para la influenza en un 44%,  donde menores sobrevivientes recibieron la vacuna un año después de la remisión, pero ninguno de los pacientes recibió la dosis recomendada anualmente. A su vez, la vacuna de meningococos y neumobacter alcanzaron solo un 3%.

Luego tomaron en consideración la tasa de vacunación inactiva en pacientes que recibieron quimioterapia versus los que no recibieron otro tipo de tratamiento.

[adsforwp id=»48428″]

Identificamos que la tasa de Prevnor y de meningococos fue más baja en los pacientes que no recibieron quimioterapia y en los demás no fue significativa su estadística. Posteriormente las vacunas vivas es similar en ambos tipos de tratamiento y no hubo diferencia. El mismo análisis en la tasa de vacunación recomendada fue baja tasa para pacientes inmunocomprometidos en ambos grupos de tratamientos tanto en quimioterapias como en otros», explicó Montes durante su exposición.

En concreto, se observó que los pacientes no estaban siendo revacunados luego de tratamientos, aunque sí se realizaron refuerzos. Sin embargo, la mayoría de los sobrevivientes han recibido la serie primaria de inmunización y con esto existe una baja tasa de vacuna inactivas en Hepatitis A, Prevnor, HPV y neumococos.

A esto se le añade que el número de vacunación en pacientes inmunocomprometidos es baja y tampoco se observaron comportamientos de revacunación y la doctora opinó que esto recae en los centros de vacunación.

Montes aconsejó que se debe preparar un sistema donde se tenga un control de vacunación para estos pacientes a través de educación y otros métodos.

Comentarios

X