Mujer genera síndrome relacionado con personas de la alta sociedad de 1892

Mujer genera síndrome relacionado con personas de la alta sociedad de 1892 Doctora Ilean Lamboy Hernández

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

lean Lamboy Hernández residente tercer año hospital damas, medicina interna.

El Síndrome Lady Windermere (LWS, por sus siglas en inglés) es uno catalogado como inusual y su nombre está basado en un personaje del libro Lady Windermere’s Fan de Oscar Wilde, que narra una sátira a la alta sociedad y el libro debutó en 1892. La enfermedad toma el nombre porque se ve en personas de alta jerarquía especialmente en mujeres y es causado por supresión de la tos.

Son pocos los casos reportados con el síndrome y, en Puerto Rico una mujer de 72 años de edad llegó al neumólogo por falta de aire y cuando comienza una entrevista de trasfondo, el médico comienza a atar cabos ya que la paciente, en efecto, durante su juventud tenía una vida de estatus social alto, donde existían ciertas etiquetas y maneras de disimular una enfermedad frente a la gente.

En efecto va acorde a la sátira de Oscar. Al suprimir tanto la tos sin dejar que salga todo lo que está en pulmón se va acumulando y causa efectos de bronquiectasias y daños crónicos de pulmón y bacterias oportunistas, en especial las mycobacterium avium complex (MAC, por sus siglas en inglés) que crecen en ese ambiente y se desarrollan y, el paciente comienza a tener falta de aire entre otras cosas”, dijo la doctora Ilean Lamboy Hernández, residente de tercer año del Hospital Damas de Ponce, quien presentó su caso en la convención anual del American College of Physicians (ACP) capítulo de Puerto Rico y tuvo de titular “Oh… My lady!!!

La mujer sugería cambios crónicos específicamente en la língula y el lóbulo medio derecho donde, mayormente, ocurre el síndrome. La paciente fue fumadora y con esto se le realiza una broncoscopia para visualización directa del árbol bronquial y broncoalveolar y descartar un proceso infeccioso. La biopsia y los lavados fueron positivos.

Los pacientes, por lo general presentan MAC y ella no, pero tenía la bacteria acinetobacter. Por lo que sabemos, no se han reportado ni con Acinetobacter Iwoffii ni con E. coli, que también lo tenía”, contó Lamboy Hernández quien próximamente estará en la convención de American Thoracic Society, en Dallas, presentando este y otros cuatro casos clínicos.

El acinetobacter ha sido clasificado históricamente como un patógeno oportunista bajo asociado a infecciones nosocomiales, predominantemente en la unidad de cuidados intensivos.

Para ambas bacterias la anciana fue tratada con levofloxacina oral diariamente durante 14 días y fue seguido en las clínicas con mejoría de la tos y síntomas respiratorios. El síntoma desapareció por completo. Ella nunca estuvo hospitalizada y, por lo general, los pacientes son atendidos en procedimientos invasivos.

Comentarios

X