"No se le está prestando la misma atención a las enfermedades del corazón de las mujeres como se hace con los hombres"

De izquierda a derecha los doctores: Geida Segarra, Angie Rosado, Ana Finch, Francisco Pérez Gil y David Bragin, cardiólogos.

Un grupo de cardiólogas puertorriqueñas considera que el corazón de las mujeres es distinto y que ha llegado la hora de tomar medidas para evitar que siga el crecimiento de la proporción de las que mueren por enfermedades cardiovasculares respecto a los varones.

Reunidas en la Convención de la Asociación de Cardiólogas de Puerto Rico, en el distrito de convenciones de la Capital, San Juan, manifestaron que su objetivo es frenar esta tendencia y mejorar la atención que reciben las mujeres.

“Se tiene la percepción errónea de que las mujeres padecen menos infartos porque están protegidas por los estrógenos, pero a partir de la menopausia la incidencia se equipara en ambos sexos”, dijo la doctora Ana Finch, presidenta de la organización.

“Las mujeres tardan más en ir al médico y en buscar ayuda una vez que han sentido los síntomas típicos”, comentó.

La experta lamenta la creencia social errónea de que los infartos son cosa de hombres, como se refleja en todas las imágenes y en los medios de comunicación.

Le puede interesar:   Nuevo mecanismo para frenar la pérdida de sinapsis en el alzhéimer

La doctora especialista en cardiología demandó protocolos de actuación diferentes para las mujeres porque, entre otras cosas, en ellas prevalecen otros síntomas, como náuseas, dolor de espalda, malestar abdominal o fatiga, y son evaluadas de manera diferente por los médicos. “Llevamos más de una década sabiendo que existen estas diferencias, pero nunca nos hemos decidimos a hacer protocolos de actuación diferentes”, asevera.

Las cardiólogas coinciden en que hay un sesgo inconsciente interiorizado en la sociedad que conlleva una “discriminación” para las mujeres en salud cardiovascular.

“Estadísticamente la mujer es la menos estudiada y a la que menos importancia se le da a nivel cardiovascular. La mortalidad de las enfermedades cardíacas entre las mujeres sigue siendo alta especialmente aquellas entre los 30 a 40 años, en comparación con los hombres”, aseguró.

“La presentación y “prognosis” de une enfermedad cardiovascular entre las mujeres no es necesariamente igual a la de los varones. Tenemos que crear la conciencia sobre el tratamiento de las enfermedades cardíacas en las mujeres porque muchas veces son marginadas”, estipuló.

Le puede interesar:   Primer caso de coronavirus en México

Entre las enfermedades cardiovasculares que más afectan a las mujeres puertorriqueñas están las arritmias cardíacas y las enfermedades micro-cardiovasculares (placas de grasas en las arterias, espasmos y paredes de las arterias dañadas) debido a que las arterias coronarias en mujeres son más pequeñas que en varones.

Por su parte, la doctora Angie Rosado, concordó con la doctora Finch expresando que los síntomas cardíacos en mujeres son muchas veces relacionados a los cambios hormonales o procesos menstruales.

“También existe el problema del Takotzubo, tipo de arritmias cardíacas ocasionadas por un estrés mayor que afecta más a las mujeres que en los hombres, donde también se realizan más estudios”, aseveró.

“No se le está prestando la misma atención de las enfermedades del corazón en mujeres. Se estima que podría ser porque piensan que la mujeres tienen ataques de pánicos o son acreditadas a los periodos menstruales. Este problema ha permanecido por tiempo entre la sociedad. Por eso es necesaria la conciencia médica sobre el tratamiento y detención de estas enfermedades en mujeres”, concluyó.

Comentarios

X