Médicos logran posicionar la medicina del VIH en Puerto Rico

Dr. Iván Melendez, Dra. Lissette Santiago y Dra. Vilmary Sierra- Asociación de Médicos Tratantes de VIH en Puerto Rico

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El manejo clínico avanzado del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el acceso directo a sus tratamientos y el entrenamiento de médicos para que, con estas herramientas, tengan la sensibilidad y la pasión por salvaguardar la salud de los pacientes que portan el virus han sido parte de los logros de la Asociación de Médicos Tratantes de VIH en Puerto Rico (HIV Treaters, según el idioma inglés).

Desde la fundación de la asociación por parte del Dr. Luis Marquez Babilonia, junto con el Dr. Candelario Sosa y Dr. Víctor Palmer en el año 2001, la medicina contra el VIH en Puerto Rico tomó un giro de, además de combativo, promover entre los médicos las herramientas humanas para saber que el tratamiento a esta población trasciende a algo más que una simple receta de medicamentos.

Más allá, las acciones médicas del grupo en conjunto con médicos del país han logrado posicionar a Puerto Rico en una ventaja frente a los Estados Unidos, pues a juicio del grupo de clínicos, los pacientes de la isla gozan de mejor calidad de vida debido a la poca o ninguna limitación que tienen adquiriendo los antirretrovirales de manera directa, versus el territorio estadounidense, donde la cultura de prescribir podría ser un poco más abierta al cambio de los medicamentos según las tendencias.

Conozcamos más sobre los logros de la asociación a través de la siguiente entrevista, donde estuvieron presentes parte de la junta de la asociación, tales como: Dra. Vilmary Sierra Rosa, presidenta; Dr. Víctor Palmer López, tesorero; Dra. Lizette Santiago Colón, vicepresidenta; Dr. Wilfredo Cuevas Aponte, vocal y el Dr. Iván Meléndez Rivera, secretario.

¿Cómo fueron los primeros pasos hacia conformar la asociación?

Dr. Wilfredo Cuevas Aponte, Dr. Iván Meléndez y Dr. Víctor Palmer y Dra. Lizette Santiago: Para aquel tiempo (2001) existían ya actividades de un grupo de médicos (entre ellos infectólogos, ginecólogos, médicos generalistas, entre otros) de diferentes especialidades que tenía la misma vocación e ideas para el tratamiento de los pacientes.

El que se llamaran “médicos tratantes” es por no solo lo que se estudió en la Escuela de Medicina sino, lo que se hace más allá de por ser un especialista en el tratamiento de del paciente con VIH.

Había una necesidad de educación en aquellos años para que todos habláramos el mismo idioma en cuanto a estar al día en las guías de medicamentos.

También queríamos analizar las complicaciones metabólicas de estos pacientes, porque ya el término de mortalidad no era la parte principal de la enfermedad. No era fácil tampoco conseguir medicamentos fuera de una clínica de inmunología, limitando esto el acceso a tratamiento a un grupo de personas.

Para aquel tiempo también se estaba estableciendo en Estados Unidos la Academia Americana de Medicina en VIH.

¿Esto iba de la mano a los primeros desafíos clínicos que enfrentaron?

Dr. Víctor Palmer, Dr. Iván Meléndez y Dr. Wilfredo Cuevas Aponte: Sí. Ya los pacientes no se nos morían, pero comenzaron a presentar otras complicaciones como hiperlipidemia, diabetes, hipertensión, entre otras. Ya no solo teníamos que manejar al paciente con VIH, sino que de forma integral a base de otras comorbilidades.

También estos pacientes presentaban cambios morfológicos, cambios físicos, neuropatía y otras.

Este paciente dejó de ser tratado en un hospital para ser tratado ambulatoriamente. A veces enviamos a los pacientes a algunos consultores y terminábamos tratándolos nosotros por la interacción de medicamentos y el desconocimiento de detalles específicos de la condición.

¿Cómo iba evolucionando la medicina contra el VIH?

Dra. Lizette Santiago: Para el 2007, cuando entro como presidenta, el enfoque cambió hacia la comunidad, donde se comenzó a trabajar en prevención. Recuerdo a un paciente que me dijo “Doctora, yo me preparé a morir y ahora tengo que aprender a vivir”.

Dr. Iván Meléndez: Se comenzó a trabajar en el empoderamiento de los pacientes y llevarlo a que hoy día disfruten de beneficios para su salud y que exigieran lo que tenían que exigir.

¿Cómo trabajaron para los avances luego de los medicamentos inhibidores de proteasa?

Dr. Wilfredo Cuevas Aponte: Cuando se comenzaron a hacer combinaciones de terapias, se vio un gran impacto sobre la vida de los pacientes porque antes de eso, las terapias no eran duraderas porque el virus tenía la capacidad de mutar y hacerse resistente a algún medicamento.

También surgieron otros medicamentos que también suprimía el virus aunque el paciente mostrara resistencia. Ahí comenzamos a tener nuevas alternativas para tratar a pacientes “naive”, que nunca habían tenido tratamiento y pacientes experimentados, que ya habían creado resistencia a tratamiento.

La simplificación de terapias a estos pacientes ya había comenzado, porque ya no tenían que tomar tantas pastillas al día.

Dr. Iván Meléndez: También entramos en la etapa de lo que fue educar sobre la adherencia al tratamiento. Teníamos que educar al profesional de la salud para que entonces le trasmitiera esa información al paciente.

Si queríamos mejorar adherencia, teníamos que simplificar el tratamiento porque a veces eran muchas tabletas al día las que tenían que ingerir.

Aquí logramos tener por primera vez un medicamento de una sola pastilla y una vez al día (Atripla).

¿Cómo se posiciona la medicina de VIH de la isla versus la de Estados Unidos?

Dr. Wilfredo Cuevas Aponte: Con los fondos federales Ryan White los pacientes de la isla reciben los mismos medicamentos que los pacientes de los Estados Unidos.

Dr. Iván Meléndez: Desde el aspecto cultural, nuestro paciente no está tan pendiente a qué medicamento hay nuevo, si se siente bien con el que está utilizando versus los pacientes de Estados Unidos.

Dra. Lizette Santiago: La comunidad VIH en Estados Unidos es más abierta y tiene un mucho más activismo. Aquí son un poco más reservados.

Dra.Vilmary Sierra: El acceso a medicamentos aquí en Puerto Rico es sencillo. Tú le llenas los papeles al paciente y si acaso un día es lo que se tarda en lo que se lo aprueban al paciente. En Estados Unidos son muy ávidos a cambiar medicamentos, son más por las tendencias. Nosotros somos más conservadores.

En la escala de continuidad de cuidado tratamiento nosotros tenemos un 85% de la población en cuidado y estamos por encima de los Estados Unidos, que está en un 65%

Dr. Wilfredo Cuevas Aponte: Nuestro número de pacientes con el virus suprimido es bien alto. Y es porque la población de Puerto Rico está siendo tratada por una población de médicos conocedores de la condición.

¿Cómo han trabajado para el entrenamiento de otros médicos en VIH como asociación?

Dra. Vilmary Sierra, presidenta: Cada uno ha trabajado por ayudar a otros médicos. Cuando yo entré como presidenta teníamos una inquietud adicional por ver cómo llegaríamos a la población general y comenzamos el trabajo para difundir la información, con las farmacias, con el Departamento de Salud y otras entidades.

Dr. Víctor Palmer: Hemos salido hacia la juventud, en eventos universitarios y eso nos ha ayudado mucho en crear conciencia sobre el VIH y el que se realicen la prueba.

_______________________________

La Asociación de Médicos Tratantes de VIH en Puerto Rico está compuesta por:

Dra. Vilmary Sierra Rosa, presidenta desde 2010

Dr. Víctor Palmer López, tesorero

Dra. Lizette Santiago Colón, vicepresidenta

Dr. Wilfredo Cuevas Aponte, vocal

Dr. Iván Meléndez Rivera, secretario

Dr. Nelson Vallejo, vocal

Dra. Marisell Bosques, vocal

Comentarios

X