Médicos logran disminuir alta incidencia de sepsis en hospital de la zona norte de la isla

Dra. Marielys Otero Maldonado, infectóloga del Manatí Medical Center (MMC).

Un estudio realizado por médicos del Manatí Medical Center (MMC) demostró como la implementación de un protocolo de detección y manejo temprano de sepsis en la sala de emergencia logró disminuir la mortalidad global de sepsis y condiciones relacionadas a la infección.

Entre los autores del estudio figuraron la infectóloga doctora Marielys Otero y la directora del Programa de Investigación de la Residencia del MMC, doctora Martha Villarreal, entre otros.

“En un estudio previo encontramos que la incidencia de sepsis en la institución era bien alta y que no existía un protocolo en la sala de emergencia para el reconocimiento y manejo de la condición. Nuestra recomendación en ese momento fue la implementación de un protocolo de detección temprana y manejo de la misma. La sepsis la podemos ver en toda la población general pero los adultos mayores, las personas inmunocomprometidas y las que tienen comorbilidades como la diabetes esta puede ser mucho más común”, indicó a la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) la Dra. Otero.

“Una infección puede desencadenar a un cuadro de sepsis, donde el cuerpo tiene una respuesta exagerada a un insulto manifestándose con presiones bajas, elevación el ritmo cardíaco, puede incluso llegar a tener daño renal, hepático, pulmonar o neurológico si no controlamos el foco de infección a tiempo”, añadió.

Parte del protocolo se implementó directamente con la hoja de reconocimiento inicial para la facultad médica donde se evalúan los síntomas que presenta el paciente tales como, ritmo cardíaco elevado, presiones bajas, glóbulos blancos elevados, cambios mentales agudo, muestras de laboratorios, entre otros, lo que establece el tipo de acción clínica a tomar.

Le puede interesar:   Coronavirus y somatización: "Es normal sentir todos los síntomas del coronavirus sin haberse infectado"

Durante un año se evaluaron 363 pacientes, de los cuales 254 cumplían con los criterios del proyecto. Entre estos se identificaban diagnósticos como las enfermedades respiratoria, infecciones del tracto urinario, úlceras infectadas y catéteres centrales infectados entre otros.

En comparación con un estudio realizado en 2013 por la institución, la tasa de mortalidad global de los pacientes con sepsis se redujo en un 37%, mientras que la mortalidad por sepsis severa y choque séptico disminuyó entre 51,1% y 55,0%, según los datos del estudio y análisis del proyecto.

El estudio inició a partir del mes de agosto 2014, con una primera fase educacional que buscó orientar sobre los síntomas asociados a sepsis y la importancia de tratarlos a tiempo. Los resultados se publicaron este año.

En una segunda etapa fue implantado el protocolo basado en la “Campaña Sobreviviendo a la Sepsis” y diseñado de acuerdo a las características de nuestra sala de emergencias.

“Después de la toma de cultivos, es necesario administrar los antibióticos dentro de la primera hora del reconocimiento de la condición. Antes el infarto era una de las causas de mayor mortalidad en los hospitales, actualmente es la sepsis. Uno de nuestros objetivos fue que el paciente con sepsis se trate con la urgencia que amerita similar a como se trata por ejemplo un paciente con infarto al miocardio. Los pacientes con sepsis deben ser tratados con prioridad”, estableció.

“Como etapa final de la investigación se realiza una segunda campaña educativa de sepsis, a través de videos, charlas ,entre otros materiales. Continuaremos poniéndonos a la vanguardia para tratar de disminuir los casos y la mortalidad por sepsis”, reiteró.

Comentarios

X