Médico puertorriqueño es considerado como uno de los más innovadores y excepcionales del mundo

La investigación, uno de los pilares que motivó al Dr. Frontera-Roura para volver a Puerto Rico Dr. Walter Frontera-Roura, catedrático del Recinto de Ciencias Médicas.

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El doctor Walter Frontera-Roura, es un médico puertorriqueño que cuenta con un amplio prontuario en la medicina, además de tener una trayectoria intachable y envidiable. Es catedrático del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR). También, fue elegido como Fellow del Royal College of Physicians of London, reconocimiento que es otorgado a los médicos más innovadores y excepcionales del mundo. De igual forma es el editor en jefe de la Revista Americana de Fisiatría. Este galeno, además, posee múltiples destrezas en el ámbito de la medicina: tiene conocimientos en geriatría, medicina física y rehabilitación.

San Cristobal Cancer Institute – 300 PTM

El Dr. Frontera-Roura realizó sus estudios de medicina en la UPR. Posteriormente, terminó involucrándose con la geriatría, una de sus especialidades. Después fue a Boston para hacer un doctorado, el cual se especializaba en la investigación de los cambios fisiológicos asociados al envejecimiento y los programas de ejercicio en la tercera edad. Gracias a este proyecto, tuvo una mayor aproximación con la geriatría, ya que fue la oportunidad para poner en práctica sus conocimientos.

Luego de culminar los estudios previamente mencionados, regresó a la facultad del Recinto de Ciencias Médicas de la  UPR por 9 años. Al considerar que necesitaba un tiempo para renovar sus investigaciones, se tomó un año sabático en Suecia, donde continuó su labor sobre el envejecimiento. Al concluir ese año fue a la Escuela de Medicina de Harvard a fundar el departamento de medicina física y rehabilitación, un espacio en el que siguió indagando temas y cuestiones relacionados con la geriatría.

Su estadía fuera de Puerto Rico se prolongó por vario tiempo más. Un esfuerzo que rindió frutos al poder establecer vínculos con eminencias de la medicina, una situación que le ocasionó un fuerte dilema con respecto a la decisión de volver a su país. La razón que lo atrajo fue la oportunidad de fortalecer ciertas áreas en la institución donde se formó. Su experiencia previa en la isla le facilitó todo.

Este médico es un apasionado por los retos, en especial en su profesión. El destacado especialista considera que los retos de los años 70, no son los mismos que actualmente existen, dado que hay una explosión en información y avances en tecnología que hacen difícil definir el sistema curricular. Asimismo, cree que los desafíos se han complicado mucho en los últimos 15 años por el impacto económico que tienen los sistemas de salud en la sociedad y en los sistemas de salud.

El Dr. Frontera-Roura, está convencido de que apostarle a la formación de nuevos profesionales en el área de la salud será un gran beneficio para el país. Y de hecho, asume la preparación de los próximos médicos como un reto, siempre y cuando haya cambios en el programa. Al respecto, considera que una fortaleza muy importante de la Escuela de Medicina son los estudiantes: seres humanos talentosos, estudiosos y motivados.

La investigación es una de las razones -sino la principal- por las que el Dr. Frontera-Roura regresó a Puerto Rico.Este galeno considera que si bien se debe tener una buena capacidad de hacer estudios científicos, hacen falta cuatro elementos básicos: los investigadores, la infraestructura, los fondos y el desarrollo de colaboraciones. Este último haciendo énfasis en que se debe tener gente con quien trabajar.

De igual forma, este médico mantiene una firme convicción de que investigador nuevo requiere de un mentor que usualmente tiene un interés en transmitir su conocimiento al joven aprendiz. Una de las implicaciones que encuentra en este aspecto, es que obtener los fondos para los institutos públicos es un verdadero reto.

Un factor que se está presentando en Puerto Rico, es que los médicos y recién egresados de las facultades de medicina están yéndose de la isla y ejerciendo sus conocimientos en otros lugares del mundo.

Este galeno, quien cuenta con amplios conocimientos en salud pública, cree que el sistema de salud puertorriqueño ha sido exitoso en la parte curativa. También, que la esperanza de vida del boricua ha aumentado, pero que en este aspecto no todo es bueno; este factor viene acompañado de un aumento de incidencia de enfermedades crónicas, como la obesidad y la diabetes.

X