Medicamentos biológicos avanzan contra la enfermedad de hodgkin

Dr. Fernando Cabanillas Escalona, director y fundador del Centro de Cáncer del Hospital Auxilio Mutuo. Foto: Servicio de Noticias Científicas de Medicina y Salud Pública de Puerto Rico (MSP).

Las terapias dirigidas continúan revolucionado la calidad de vida de muchos pacientes puertorriqueños y de nivel mundial con diagnósticos de linfoma hodgkin y no hodgkin, incluso, aquellos los cuales aún no tienen un alto pronóstico de vida.

El mejor testigo de ello es el científico, Dr. Fernando Cabanillas, investigador puertorriqueño que ha dedicado su vida a conquistar y buscar la cura de los linfomas, específicamente de grado bajo, pero también aquellos que se desarrollan en el torrente linfático (hodgkin).

El actual director del Centro de Cáncer del Hospital Auxilio Mutuo indicó a la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) que varias drogas biológicas han mostrado una significativa actividad molecular contra estos tipos de tumores.

Uno de los avances que el investigador celebró primeramente fue el avance en el linfoma hodgkin, donde drogas como nivolumab y pembrolizumab son las drogas que más están combatiendo la enfermedad de hodgkin (cáncer del sistema linfático).

Le puede interesar:   Reumatólogos puertorriqueños comprometidos con el tratamiento de la osteoartritis

“Nos estamos moviendo a trata de sustituir esquemas de quimioterapia que tienen drogas citotóxicas por drogas biológicas que no son quimioterapia. Un ejemplo de eso es la combinación entre Brentuximab vedotin y el nivolumab (anticuerpo monoclonales para distintos defectos moleculares) para la enfermedad de hodgkin que evitan toxicidad a otros órganos y van directamente a bloquear las proteínas sobreexpresadas y activan el sistema inmune”,  explicó el científico.

“Muy probable que pronto estemos sustituyendo la quimioterapia actual que tenemos para la enfermedad de hodgkin”, aseguró.

En otro tipo de linfoma no hodgkin, como la leucemia crónica linfocítica (LLC) (cáncer producido por el incremento de glóbulos blancos) y los linfomas foliculares están siendo combatidos por venetoclax, inhibidor de ciertas proteínas cancerosas.

Añadió que para los tipos de linfoma foliculares (cáncer del sistema inmunitario de crecimiento lento) también existe una combinación entre rituximab y Lenalidomida que “ha dado una excelente respuesta donde a los cinco años de seguimiento, el 90% los pacientes han estado libres de recaídas y es algo espectacular”.

Le puede interesar:   Síndrome de Kawasaki incitaría problemas cardíacos en pacientes pediátricos

“Esto podría redundar en la sustitución de la quimioterapia y un alto número de pacientes curados”, apuntó.

No obstante, ibrutinib está siendo combinada con rituximab combatiendo el linfoma de células de manto, que es causado por una transformación maligna de un linfocito B en el borde exterior del folículo de un ganglio linfático (la zona del manto).

“Es un cáncer difícil de curar y hasta ahora está teniendo un 100% de respuesta es un estudio que se está realizando en el MD Anderson Cancer Center”, reiteró el Dr. Cabanillas.

“Estamos haciendo investigación de primer orden y estamos participando con las compañías farmacéuticas en los estudios de estos medicamentos innovadores”, concluyó.

Comentarios

X