Marcapasos cerebral para pacientes con alzhéimer frenaría el deterioro cognitivo

Marcapasos cerebral para pacientes con alzhéimer frenaría el deterioro cognitivo El 'marcapasos cerebral' desarrollado por médicos e investigadores del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio

Las personas afectadas con alzhéimer se verían beneficiadas con un nuevo dispositivo, dado a conocer durante el 2018 y que evita una progresión acelerada de la enfermedad. Se trata de un ‘marcapasos cerebral’, un instrumento implantable en el cerebro que ayuda a este órgano con sus procesos de estimulación cerebral, de manera similar al trabajo de un marcapasos de corazón.

El ‘marcapasos cerebral’ desarrollado por médicos e investigadores del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, se dio a conocer en una publicación de la revista Journal of Alzheimer’s Disease en los primeros meses del año. De acuerdo con la información publicada, el dispositivo hasta el momento sería la mejor alternativa para los pacientes con la enfermedad de Alzhéimer, ya que una mejora en la estimulación les permitiría tomar decisiones adecuadamente y ralentizar el deterioro de sus capacidades cognitivas.

San Cristobal Cancer Institute – 300 PTM

De acuerdo con uno de los líderes de la investigación, Dr. Douglas Scharre al diario ABC “hoy en día contamos con muchas herramientas y fármacos para ayudar a mejorar la memoria los pacientes de alzhéimer, pero no tenemos nada para ayudarles en sus juicios, en la toma de buenas decisiones, o mejorar su capacidad de centrar su atención en la tarea que están realizando y evitar las distracciones. Estas capacidades son totalmente necesarias para el desarrollo de las actividades diarias, como sería hacerse la cama, elegir qué comer o relacionarse con sus amigos y familiares”.

El estudio del éxito del dispositivo se llevó a cabo en tres pacientes a los que se implantó este ‘marcapasos cerebral’. La implantación se realiza quirúrgicamente, ya que se conectan los delgados cables del marcapasos en el lóbulo frontal. La elección del área cerebral, según el Dr. Scharre “los lóbulos frontales son responsables de nuestra capacidad de resolver problemas, de organizar y planificar, y de emplear nuestro juicio adecuadamente”.

Los investigadores destacan que este dispositivo -pese a que no revierte el deterioro cognitivo-, ralentiza la pérdida de dichas funciones en personas con alzhéimer en forma leve o moderada. También mencionaron el caso de LaVonne Moore, una paciente de 85 años que evitaba prepararse su comida. Tras dos años de estimulación cerebral con este dispositivo, elegía por sí misma los ingredientes, preparaba recetas simples y planificaba salidas, con su trayecto de destino y el transporte a utilizar.

Los realizadores de este estudio también afirman que – si bien es llevado a cabo en un mínimo de población-, parece ser un dispositivo totalmente funcional que mejoraría notoriamente la calidad de vida de los afectados. Por ahora, los investigadores se encuentran concentrados en buscar nuevas opciones de estimulación del lóbulo frontal sin cirugía y en más pacientes interesados para reconfirmar el éxito de este nuevo tipo de marcapasos.

X