Manejo y evaluación de la neumonía adquirida en la comunidad

Manejo y evaluación de la neumonía adquirida en la comunidad Dr. Luis Felipe Reyes, Jefe del departamento de enfermedades infecciosas de la Universidad de La Sabana y Médico intensivista de la Clínica Universidad de La Sabana en Bogotá, Colombia.

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La neumonía adquirida en la comunidad (NAC) es una enfermedad infecciosa que actualmente tiene alta prevalencia en la comunidad latina. Esta condición se propaga y contagia en lugares públicos, afectando los pulmones de las personas que la padecen. Si no se trata a tiempo y no se toman las medidas cautelares, puede causar la muerte.

El Dr. Luis Felipe Reyes, Jefe del departamento de enfermedades infecciosas de la Universidad de La Sabana y Médico intensivista de la Clínica Universidad de La Sabana en Bogotá, Colombia, sostuvo una conversación con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), donde afirmó que: “La neumonía tiene prevalencias variables, pero se estima que entre 30 y 50 personas por cada 10.000 habitantes pueden padecer neumonía, (…) De hecho, más de 3 millones y medio de personas mueren al año en el mundo por neumonía adquirida en la comunidad. Concretamente, en Colombia y en Latinoamérica la prevalencia y la mortalidad es similar”.

Una de las características de la NAC es que se puede tratar y curarse por completo, pero, a largo plazo sus síntomas pueden reaparecer y causar la muerte del paciente.

La mortalidad por la neumonía puede llegar hasta el 30% de los pacientes que tienen neumonía grave. Lo más importante de todo esto es que – a pesar de que la gente es tratada para la enfermedad y puede sobrevivir- tiene un riesgo mayor de muerte hasta 10 años después. Lo que quiere decir que una persona a la que le da neumonía hoy, puede morir después de padecer la enfermedad por complicaciones a largo plazo, entre ellas las complicaciones cardiovasculares”,

afirma el galeno.

La NAC puede afectar al ser humano en cualquier momento de su vida, pero hay nichos que son más propensos al padecimiento de esta enfermedad. El Dr. Reyes explica cuáles: “Los niños menores de cinco años y los adultos mayores de 65 años son las poblaciones que tienen mayor riesgo de presentar neumonía. Se debe tener en cuenta que niños mayores de 5 años o un adulto mayor de 65 años, son los grupos poblacionales a los que más les da neumonía. Sin embargo, si un adulto mayor sufre la enfermedad, ésta se presenta de manera más severa en comparación con los casos de neumonía en pacientes infantiles”.

En la clasificación de enfermedades infecciosas, causadas por una bacteria o un virus, la neumonía es la que lidera la mortalidad por estas condiciones; una de las características de la NAC es que varían sus estadios y etapas.

«La neumonía adquirida en la comunidad puede ser desde una neumonía leve, donde la persona no tiene que ser hospitalizada, sino que se le suministra tratamiento en la casa. La persona puede tener una neumonía que no requiere mayor intervención. Sin embargo, hasta el 30% de los pacientes con neumonía adquirida en la comunidad pueden tener una enfermedad lo suficientemente grave como para hacer que el paciente puede estar hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos (…) La mayoría de las neumonías se pueden tratar en casa, pero existe un porcentaje importante que hay que hospitalizarlos en una unidad de cuidados intensivos”,

 explica el especialista Reyes.

Al indagar al Dr. Reyes acerca de los tipos de NAC que pueden aquejar a los pacientes, explica que:

“Hay varias clases de neumonía, la neumonía adquirida en la comunidad es la que les da en general a las personas, que es la persona que vive en su casa, que no tiene ninguna relación con el medio hospitalario y desarrolla una neumonía. Ese es el tipo de neumonía que puede ser leve la mayoría de los casos. Pero, hay otro tipo de neumonía que se adquiere en el hospital, porque un paciente va y los hospitalizan por otra razón: porque se partió un pie, una pierna, y lo hospitalizan y estando en el hospital adquiere neumonía. Raramente los pacientes que adquieren neumonía en el ámbito hospitalario tienen una manifestación de la enfermedad mucho más complicada y severa, porque la causa de la neumonía es una bacteria mucho más agresiva, una bacteria que normalmente está confinada al hospital, pero que por ese motivo es más agresiva”.

Los tratamientos para cualquier tipo de neumonía están relacionados con el suministro de fármacos y tratamientos sintomáticos. “Los antibióticos son la piedra angular en el tratamiento de la neumonía porque, aunque los virus frecuentemente causan esta condición, las bacterias también causan neumonía. La forma de tratar una infección por una bacteria es con antibióticos, entonces por eso se afirma que son la piedra angular del tratamiento, (…) también los tratamientos sintomáticos, tratamientos para la fiebre, para tratar de disminuir un poco la tos”, precisa el médico.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que cuando es un caso agudo de neumonía, la vacunación podría disminuir significativamente los efectos de esta enfermedad. El Dr. Reyes recomienda vacunarse anualmente contra la influenza, debido a que disminuye la prevalencia de la enfermedad en mención. Además, es recomendable que la población –en especial los niños- tengan la vacuna contra el neumococo, debido a que: “El neumococo es una bacteria, se llama streptococcus pneumoniae y es la principal causa de neumonía adquirida en la comunidad de origen bacteriano”, explica el Dr. Reyes.

Neumonía adquirida en la comunidad y condiciones cardiovasculares

La neumonía adquirida por la comunidad –a largo plazo- podría desencadenar algunas condiciones cardiovasculares. “Una persona que puede llegar con una neumonía adquirida en la comunidad, puede desarrollar un infarto de miocardio o descompensación de falla cardíaca o incluso arritmias, eso es un descubrimiento reactivamente reciente, y que los médicos en muchos casos no están al tanto de eso, pero hasta un tercio de esos pacientes pueden desarrollar infartos, arritmias o falla cardíaca”, afirma el galeno.

El Dr. Reyes concluye afirmando que la prevención es algo indispensable en el diario vivir y que con actividades como el lavado de manos, se disminuirá notablemente el contagio y padecimiento de la neumonía adquirida en la comunidad y cualquier infección respiratoria que se pueda presentar. “Yo creo que la vacunación es la principal herramienta que tenemos, toda la gente debe vacunarse anualmente contra la influenza, los niños deben estar vacunados contra el neumococo… los adultos que puedan tener otras enfermedades o vivir en estados de hacinamiento o supresiones, deberían también tener la vacuna del neumococo”, explicó el Dr. Luis Reyes en entrevista con MSP.

Comentarios

X