Manejo moderno de la endometriosis

Manejo moderno de la endometriosis La endometriosis es una condición que impacta 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva.

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Debemos sospechar de endometriosis tan pronto una paciente se queja de dolor en la menstruación, de dolores que no sean comunes, o de infertilidad que no tenga una explicación clara”, así lo afirmó el doctor Nabal Bracero, especialista en Endocrinología Reproductiva e Infertilidad, en un artículo escrito para la versión impresa de nuestra revista aliada Ginecología y Obstetricia.

La endometriosis es un trastorno doloroso que se produce cuando el endometrio –tejido que recubre el interior del útero- se localiza fuera del mismo en zonas como: ovarios, trompas de Falopio, vejiga o intestinos. Sin embargo, puede ubicarse en cualquier parte del área abdominal. Este fenómeno se puede manifestar en las mujeres afectadas a través de placas pequeñas (implantes), placas grandes (nódulos) o quistes en los ovarios (endometriomas) dependiendo de la severidad del caso.

Según el doctor Bracero, “aunque no entendemos bien la patofisiología de la endometriosis, debemos estar alerta de los signos y síntomas de la endometriosis”. Dentro de los signos más frecuentes se pueden encontrar:

  • Dolor pélvico crónico: siendo este el signo característico de la enfermedad, puede presentarse durante la etapa de ovulación e incluso durante o después de las relaciones sexuales.
  • Menstruaciones abundantes: el sangrado abundante durante la menstruación y el dolor crónico durante la misma, provocando incapacidad.
  • Infertilidad: en muchas ocasiones la endometriosis es detectada cuando la paciente que busca concebir no lo logra. Este signo se produce -a menudo- porque la enfermedad no es detectada o tratada a tiempo.

Anteriormente, para realizar el diagnóstico de la endometriosis era necesario hacer un procedimiento quirúrgico llamado laparoscopia, en el que se visualiza la cavidad abdominal y pélvica. La técnica también es utilizada para retirar las lesiones producidas por la endometriosis. El doctor Bracero, especialista en Endocrinología Reproductiva e Infertilidad, explicó la importancia de los avances tecnológicos para realizar un correcto diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, “en el manejo moderno de la endometriosis no es siempre necesario como primera línea de diagnóstico hacer una laparoscopia en una paciente que sospechamos la condición”.

En la actualidad según el médico, gracias a los avances tecnológicos se puede detectar la endometriosis por medio del uso de métodos no quirúrgicos como la sonografía y tomografías que permiten evaluar la situación clínica de la paciente sin someterla a una intervención quirúrgica. “Sin embargo, si se está afectando algún órgano que pueda poner en peligro a la paciente, se hace una laparoscopia operatoria para resolver el problema” aseguró Bracero en el artículo.

La mejor laparoscopia es la que logra remover tanta endometriosis como pueda ser posible de forma segura, respetando los deseos reproductivos de la paciente”, aseguró Bracero

Los tratamientos para la endometriosis pueden incluir el suministro de anticonceptivos orales para retardar la progresión de la enfermedad. Para el médico, el avance científico permitirá dar un mejor tratamiento, “en un futuro cercano tendremos acceso a nuevas terapias orales que persiguen suprimir el estrógeno en sangre por debajo de los niveles que promueven la endometriosis”, según el especialista estos medicamentos revolucionarán el manejo de esta patología.

X