Manejo erróneo de catéter umbilical pone en riesgo la vida de recién nacidos

cirujano pediátrico Humberto Lugo Vicente

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Distensión abdominal, dolor agudo, deshidratación y hemoconcentración, son solo algunos de los riesgos a los que se expone a un paciente pediátrico, en caso de colocar de manera incorrecta el catéter venoso umbilical (CVU).

Según explica el cirujano pediátrico, Humberto Lugo Vicente, la colocación incorrecta de los catéteres umbilicales se asocia con complicaciones que pueden conducir a la morbilidad y la mortalidad de un bebé recién nacido. En ese sentido, recomienda colocar la punta del catéter venoso umbilical en la unión de la vena cava inferior y la aurícula derecha justo en el nivel del diafragma (T7 a T9) o por encima de este.

El especialista explica que se ofrece acceso intravascular para la administración de líquidos intravenosos, nutrición parenteral, medicamentos, transfusiones y monitoreo venoso central, especialmente para el manejo de bebés con bajo peso al nacer. Pero, hace énfasis en la importancia de obtener el retorno adecuado de sangre antes del uso del catéter.

“Un UVC posicionado normal entre T7 y T9 puede permanecer en uso hasta 14 días si se necesita acceso intravenoso; de lo contrario, se recomienda suspender el UVC el día 10 y reemplazarlo con un catéter central intravenoso colocado por vía percutánea”, .

puntualizó el Dr. Lugo

De acuerdo con las declaraciones del doctor, es importante destacar que la inadecuada colocación de este dispositivo podría provocar la extravasación intraperitoneal de nutrición prenatal, lo que a su vez conduciría a la perforación del vaso sanguíneo o la ruptura de la cápsula hepática.

A pesar de los riesgos que conlleva la colocación incorrecta del catéter, el pronóstico de los pacientes pediátricos que presentan dificultades de salud por esta mala práctica, generalmente es bueno, siempre y cuando no esté asociado con una laceración hepática grave con hemorragia incontrolable.

Para los casos en los que se presente complicación, el Dr. Lugo explicó que una opción puede ser el tratamiento de la extravasación peritoneal de la nutrición prenatal, el cual  consiste en la extracción del catéter, la paracentesis o la exploración peritoneal para el lavado peritoneal.

Comentarios

X