Los riesgos de fumar shisha o hookah

Los riesgos de fumar shisha o hookah La popularidad de esta tendencia es porque se usa tabaco con sabores y se ha llegado a pensar que no tiene efectos para la salud; un estudio desmiente esta afirmación.

Las pipas de agua o shisha son muy populares en Estados Unidos y Oriente Medio, lo consumen en su mayoría jóvenes universitarios. La popularidad de esta tendencia es porque se usa tabaco con sabores y se ha llegado a pensar que no tiene efectos para la salud; un estudio desmiente esta afirmación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma en su sitio web que no hay pruebas concretas que revelen que el consumo de tabaco mezclado con agua, sea menos riesgoso para la salud que hacerlo con un cigarrillo normal.

Mary Rezk-Hanna, profesora de la Universidad de California en Estados Unidos, en entrevista con el programa Health Check asegura que; «El sabor del tabaco enmascara el daño que ocasiona la nicotina”. Además, añade que fumar tabaco usando pipa de agua acarrea múltiples riesgos adicionales.

Una pipa de agua consta de tres partes. Una de cerámica, donde se coloca el tabaco con sabor; otra de metal, que conforma el cuerpo de la pipa y de donde salen tubos con boquillas para poder fumar y finalmente, la parte inferior es un recipiente, generalmente de cristal, que se llena de agua.

A través de las boquillas se aspira aire, la presión negativa ayuda a calentar el carbón ya prendido que quema el tabaco y pasa en forma de humo a la parte inferior de la shisha, para después, mientras se continúa inhalando, circular a través del cuerpo de la pipa y los tubos que salen de ellas hacia la boca del fumador.

Posteriormente, se genera una clase de humo denso y en la mayoría de ocasiones el sabor que deja en la boca del consumidor es muy agradable; esto se debe a que el humo contiene frutas, vainilla y en ocasiones alcohol.  Este factor, crea el imaginario en las personas de que no es perjudicial para la salud.

Riesgos

Mary Rezk-Hanna afirma que consumir shisha sí es perjudicial para la salud. Ella realizó un experimento para su universidad en donde analizó a jóvenes de 18 y 34 años que no fumaban cigarrillos. Allí evidenció que con una sola vez que los participantes consumían el humo emitido por la pipa, las paredes de las arterias se endurecían.

«Esto es un problema serio porque con una arteria rígida y obstruidas el riesgo de muerte y de otras enfermedades cardiovasculares se multiplica», contó la investigadora. Rezk-Hanna dijo también que las sesiones con pipa de agua pueden prolongarse por horas, por lo que el número de inhalaciones es mucho mayor que con un cigarrillo.

Cuando se fuma cigarrillo se realizan alrededor de 30 inhalaciones, al ingerir la pipa de agua se realizan al menos 200 inhalaciones. Un estudio de la Universidad estadounidense de Maryland dice que una sesión de pipa de hasta una hora, equivale a fumarse un paquete entero de cigarrillos.

También el humo característico que generan estas pipas de agua conlleva sus riesgos. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Pittsburgh, el humo más denso hace que penetre más en los pulmones, consiguiendo que éstos absorban, según sus cálculos, 25 veces más alquitrán, 2,5 veces más nicotina y 10 veces más monóxido de carbono que en un cigarrillo, donde parte del humo se pierde en la combustión del papel.

Comentarios

X