Los pacientes con cirrosis propensos a más complicaciones tras prueba invasiva

Publicado en 'AMERICAN JOURNAL OF GASTROENTEROLOGY'

Los pacientes con cirrosis propensos a más complicaciones tras prueba invasiva Esta fase de la enfermedad se caracteriza por una descompensación aguda y un fallo en la función de múltiples órganos (corazón, riñón, pulmones, cerebro, etc)

Jano

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) se emplea para diagnosticar y tratar enfermedades de los conductos biliares y pancreáticos.

Investigadores del Hospital Clínico han publicado un estudio en la revista American Journal of Gastroenterology en el que se evalúa el riesgo de aparición y el desarrollo de la insuficiencia hepática aguda sobre crónica, la fase más avanzada de la cirrosis, en pacientes con esta enfermedad a los que se les ha hecho una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE). La CPRE es una prueba para diagnosticar y tratar enfermedades de los conductos biliares y pancreáticos. El estudio lo ha coordinado el Dr. Andrés Cárdenas, de la Sección de Endoscopia Digestiva del Clínic e investigador del equipo Trasplante de hígado y viabilidad del injerto del IDIBAPS.

Los pacientes con cirrosis presentan un riesgo elevado de complicaciones derivadas de procedimientos invasivos como la colangiografía endoscópica retrógrada (CPRE). El riesgo depende tanto del tipo de procedimiento como de la severidad de la enfermedad en el hígado. El objetivo del estudio multicéntrico, publicado en American Journal of Gastroenterology, fue evaluar el pronóstico de los pacientes con cirrosis tras una CPRE, sin haber pasado por una CPRE y sin ninguna intervención y la aparición de la insuficiencia hepática aguda sobre crónica (ACLF) en este grupo de pacientes. Esta fase de la enfermedad se caracteriza por una descompensación aguda y un fallo en la función de múltiples órganos (corazón, riñón, pulmones, cerebro, etc), además del fallo hepático, por lo que es causa de una elevada mortalidad .

Los autores evaluaron 441 casos, 158 de pacientes con cirrosis y 283 pacientes sin cirrosis como control. También compararon su cohorte con 2 grupos adicionales: pacientes con cirrosis sometidos a otras intervenciones invasivas y pacientes con cirrosis que no se sometieron a ninguna intervención. El riesgo de ACLF fue significativamente superior entre los pacientes con cirrosis sometidos a CPRE (11,4%) y de otras intervenciones no CPRE (17,5%) que en los pacientes cirróticos sin intervención (3,2%).

El estudio pone de manifiesto que, si bien los acontecimientos adversos están relacionados con ACLF después de la CPRE, ahora está más claro que los factores relacionados con el estado de los pacientes, como las descompensaciones cirróticas, son las asociaciones más fuertes con el ‘ACLF después de la CPRE «, explica el Dr. Andrés Cárdenas.

Webs Relaccionadas

Am J Gastroenterol. (2018); doi: 10.1038/s41395-018-0218-1

Comentarios

X