Extirpan tumor de 70 libras que invadió el abdomen de paciente

Foto: WebMD.com. La mayoría de estos sarcomas abdominales no tienen una causa claramente identificada, pero factores como la radiación, los cambios genéticos y la exposición a factores químicos aumentan el riesgo de contraer uno.

Por: Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Los liposarcomas son tumores abdominales que podrían llegar a crecer sin que el ser humano se dé cuenta. Por lo general se desarrollan en la parte inferior del abdomen y comienzan siendo pequeños tumores y en algunos casos llegan a tener el tamaño de una sandía.

Según WebMD, casos como el de Héctor Hernández que notó que su peso aumentaba y sus brazos adelgazaban y posterior a eso, decidió someterse a pruebas diagnósticas que evidenciaron que poseía cáncer de celulas grasas que crecían en la parte posterior de su abdomen. Son diversos casos iguales o peores que se presentan a diario en la población norteamericana.

A Hernández le dijeron que dejara de tomar cerveza creyendo que el aumento de su abdomen se debía a este factor, cuando en realidad era un tumor cancerígeno. Su peso alcanzó las 298 libras; incluso, intentó hacer ejercicio para disminuir el tamaño pero nada de eso funcionó.

Extirpan tumor de 70 libras que invadió el riñón del paciente
Foto: WebMD.com. Héctor Hernández, paciente con cáncer de células grasas. Antes y después de la cirugía de extirpación del tumor que tenía en su abdomen.

Esta condición se representa por medio de síntomas como movimientos intestinales, sensación de hinchazón, adelgazamiento en los brazos y pérdida de apetito.

Existen casos en los que estos tumores se encuentran accidentalmente y no por un análisis planeado. La tomografía computarizada es el examen diagnóstico en el que se evidencia el tamaño, volumen y crecimiento de los liposarcomas. En algunas eventualidades, se lleva a cabo una biopsia con aguja para realizar el respectivo diagnóstico.

El 10 de julio, Hector se sometió a una operación de extirpación del tumor en manos del cirujano William Tseng que trabaja en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California en Los Angeles. Después de la cirugía, el paciente quedó pesando 77 libras.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, en el 2018 se han presentado más de 13.000 sarcomas de tejidos blandos de todo tipo, entre los que se encuentran los liposarcomas. Los sarcomas en los tejidos blancos tienden a representarse como grasa en nervios, ligamentos y músculos.

Los liposarcomas, el cáncer silencioso
Foto: WebMD.com. Los liposarcomas también se podrían presentar en las extremidades y en ocasiones se detectan mucho antes de que crezcan hasta el tamaño de los tumores que se alojan en el área abdominal.

Los liposarcomas también se podrían presentar en las extremidades y en ocasiones se detectan mucho antes de que crezcan hasta el tamaño de los tumores que se alojan en el área abdominal. Por lo general la edad en la que aparecen estos liposarcomas es a los 50 años y según otros estudios es la edad en la que aparece el cáncer.

La mayoría de estos sarcomas abdominales no tienen una causa claramente identificada, pero factores como la radiación, los cambios genéticos y la exposición a factores químicos aumentan el riesgo de contraer uno.

La supervivencia a los 5 años de los sarcomas retroperitoneales es de aproximadamente 40% a 60%, estima la American Cancer Society, pero depende de muchas cosas, como la etapa en la que se diagnosticó el cáncer. Los sarcomas de brazos y piernas, si se detectan en forma temprana, tienen una tasa de supervivencia observada del 90% durante 5 años.

Se puede realizar una cirugía para extirpar los liposarcomas, pero los médicos afirman que, a un lapso de 5 años, el tumo volverá a aparecer. Cuanto más grande es el tumor y más avanzado está el cáncer cuando se detecta, mayor probabilidad hay de que regrese. Es importante mantener una constante monitorización del estado del cuerpo para ver si el cáncer quedó totalmente eliminado.

Comentarios

X