Llega a la Isla nuevo tratamiento para tratar el asma

Las personas que tienen asma a nivel descontrolado en la Isla ya cuentan con una nueva esperanza para tratar su enfermedad luego de que la Agencia Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobara un nuevo tratamiento de mantenimiento suplementario.

Se trata de la terapia de nombre Nucala (mepolizumab) la cual está dirigida a pacientes con asma severa de fenotipo eosinofílico y que sean mayores de 12 años de edad.

«El medicamento se administra como una dosis fija de 100mg por vía de inyección subcutánea cada cuatro semanas. Estamos bien orgullosos porque tras la aprobación, este (Nucala) se convierte en el primero que recibe la autorización para la comercialización de mepolizumab que se concede en el mundo», indicó el doctor Mark Forshag, en entrevista con la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP).

«Nucala también es la primera y única terapia biológica aprobada dirigida a la interleucina 5 (IL-5), la cual desempeña una labor importante en la regulación de función de los eosinófilos, las células inflamatorias conocidas por su importancia en el asma», explicó.

IMG_4706
El doctor Mark Forshag llegó a Puerto Rico con el propósito de informar y adiestrar a los médicos neumólogos y alergólogos acerca de Nucala.

El especialista también conversó con la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) sobre el desarrollo de esta enfermedad en el País, que, según las cifras y estudios recientes publicadas por el Departamento de Salud, indica que el 50 por ciento de los pacientes de asma ya padecen un nivel descontrolado o severo.

Irónicamente la alta incidencia de estos casos de asma en Puerto Rico no es lo mas que le preocupa Forshag, si no la poca orientación con la que cuentan los ciudadanos sobre la condición.

«Los estudios permiten ubicar a los pacientes en tres categorías: leve, moderada y severa. Es bien importante que tanto los pacientes como los expertos conozcan en cuál de esos renglones cae para poder tratar la condición con mayor efectividad», informó.

De esta forma Forshag anticipó que el asma pronto pudiera pasar a ser catalogado como un síndrome, pues su conjunto de síntomas como presión en el pecho, tos y dificultad para respirar entre otras, en la mayoría de los casos se manifiestan durante respuestas emocionales, actividades físicas, cambios ambientales e inhalación de una sustancia química.

Precisamente, Forshag llegó a Puerto Rico con el propósito de informar y adiestrar a los médicos neumólogos y alergólogos que ejercen su profesión en la Isla acerca de las nuevas prácticas que existen para controlar esta enfermedad, siendo Nucala la más personalizada.

«Los pacientes recibirán Nucala además de sus medicamentos habituales contra el asma severa, incluidos dosis altas de corticoesteroides inhalados y, al menos, un medicamento adicional para controlar el asma, lo que podría incluir corticoesteroides orales», agregó Foreshag acerca del novel tratamiento en la Isla.

Recalcó nuevamente que antes de recetar el medicamento, los pacientes deben someterse a diversas pruebas que ayuden a identificar qué tipo de asma tienen.

Entre los exámenes, el más importante para determinar si el paciente es elegible para tomar Nucala es un simple CVC, de modo que el médico pueda identificar el nivel de eosinófilos en la sangre.

Según los estudios clínicos realizados por la farmacéutica GlaxoSmithKline previo a la comercialización del fármaco, los pacientes que mostraron haberse beneficiado del tratamiento con mepolizumab fueron aquellos con niveles de eosinófilos en la sangre de 150 células/mcL o mayores justo antes del tratamiento.

Cabe señalar que Nucala no es una medicina de alivio rápido o «de rescate». En la mayoría de los casos, los pacientes vieron resultados después de los tres meses de medicación.

Esp 151103_GSK_Eosinophil_Story_Infographic_US FULL VERSION AI

Comentarios

X