Latinoamérica presenta una elevada tasa de mortalidad asociada a diabetes tipo 2

Latinoamérica presenta una elevada tasa de mortalidad asociadada a diabetes tipo 2 El riesgo relativo (RR) relacionado con la mortalidad cardiovascular aumenta en la población con este tipo de diabetes en un 2,76% y por mortalidad renal se eleva a un 15,85%.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Tras una exhaustiva investigación, realizada a través del análisis sistemático y una revisión de metadatos  de estudios de cohorte prospectivos de base poblacional en la región elaborada por especialistas de Estados Unidos y otros países, se llegó a la conclusión que los habitantes de Latinoamérica que padecen tipo 2, se encuentran a mayor riesgo de fallecer por todas las causas en comparación con personas sin esta condición o habitantes -enfermos o sanos- de países desarrollados. Los resultados del estudio se publicaron en la edición más reciente de la revista Diabetes/Metabolism Research and Reviews.

Como se describe en la publicación original, la diabetes tipo 2 se relacionó con mortalidad por todas las causas en un 2,26% mayor a personas sin la enfermedad. Además, el riesgo relativo (RR) relacionado con la mortalidad cardiovascular aumenta en la población con este tipo de diabetes en un 2,76% y por mortalidad renal se eleva a un 15,85%. Estas consideraciones de riesgo se asemejaron en mujeres y hombres pero se evidencian más similares en personas que rondan los 35 – 39 años.

En comparación con un estudio parecido, pero enfocado en países desarrollados se revela que el riesgo de mortalidad general en Latinoamérica por diabetes tipo 2 se eleva un 25%. Si se trata de mortalidad cardiovascular, el riesgo es 19% mayor. Para el líder de la investigación, Dr. Rodrigo Carrillo Larco, de Global Health Clinical Research Training Fellow en el Imperial College London, en Inglaterra, e investigador asociado en el Centro de Excelencia en Enfermedades Crónicas de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en Lima, Perú, las diferencias fueron notorias desde el primer momento, ya que en países de altos ingresos los RR de mortalidad general apenas son del 1,80%.

Se revisó por primera vez toda la literatura científica disponible en Latinoamérica que haya estudiado el riesgo de muerte en personas con diabetes, en comparación a individuos sanos. Resumimos y agrupamos los resultados para dar un resultado global para la región», explicó a Medscape en Español otro de los autores, Dr. Noel Barengo, del Department of Medical and Population Health Sciences Research del Herbert Wertheim College of Medicine, de la Florida International Universityen Miami, Estados Unidos. Es importante mencionar que el estudio estuvo apoyado por cinco bases de datos: Scopus, Medline, Embase, Global Health y LILACS

En la publicación original se explica que se revisaron estudios llevados a cabo en Brasil, México, Cuba, Puerto Rico, Trinidad y Tobago y Perú (línea de base: desde 1976 hasta 2008). Además, a las investigaciones, antes de ser elegidas, se les hizo seguimiento durante 30 años. Los investigadores mencionan el artículo que eligieron 17 estudios de un grupo inicial de 979 para llevar a cabo una síntesis cualitativa.

También se seleccionaron y excluyeron estudios con diabetes autonotificada o declarada por los propios pacientes y aquellos que se fundamentaban con exámenes de laboratorio como glucosa basal en ayunas, prueba de tolerancia a la glucosa oral.

Cuando la información se basa únicamente en la autonotificación, la frecuencia de casos encontrados es menor que cuando se basa en la combinación con una prueba de laboratorio», puntualizó el Dr. Carrillo Larco.

Ante el oscuro panorama que reflejó esta investigación, el Dr. Carrillo apunta a que se debe en gran parte a la detección tardía resultante de un pobre diagnóstico inicial. «Muchas personas pasan años sin recibir el diagnóstico y, por tanto, sin tratamiento, acumulando en su organismo las consecuencias negativas de la diabetes.Por esto, los sistemas de salud deben promover y buscar mejorar la detección temprana. Así, la proporción de casos no diagnosticados disminuirá y más personas recibirán tratamiento o consejería oportuna, de tal manera que el adecuado control metabólico disminuirá el riesgo de complicaciones y mortalidad«, puntualizó el Dr. Carrillo Larco.

Comentarios

X