Latente la incidencia de pacientes psicóticos en Puerto Rico

Doctora Lelis Nazario, psiquiatra pediátrica
Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Datos epidemiológicos de Puerto Rico detallan que la incidencia en pacientes psicóticos está a la par con estadísticas a nivel internacional sobre un por ciento de esta población. 

La doctora Lelis Nazario, psiquiatra pediátrica, indicó que aproximadamente tres personas de cada 110 desarrollan episodios psicóticos. Sin embargo, los primeros síntomas pueden reflejarse entre los 18 a 25 años de edad, y rara vez estos pacientes llegan a tiempo para un buen tratamiento que puede llegar a remitir los padecimientos.

Ante esto, un programa conjunto con Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) y El Departamento de Psiquiatría del Recinto de Ciencias Médicas llevaron a cabo un programa llamado ‘PARATI’ que trata el primer episodio psicótico basado en un modelo de recuperación para pacientes entre 17 a 35 años que están dentro de los primeros tres años de esa primera etapa. 

«Bajo este modelo le proveemos tratamiento basado en cuidado coordinado donde hay un equipo multidisciplinario que consiste en psicóloga, trabajadora social y especialista en estudio y empleo, entre otros, donde por ese tiempo le damos tratamientos intensivos y terapia individual utilizando módulos psicoeducativos y utilizamos técnica CBT -Terapia cognitiva conductual-, le damos medicamentos, y esto es tanto al participante como el familiar»,

detalló la psiquiatra.

El objetivo es disminuir el número de hospitalización

y lograr la recuperación de los síntomas para que puedan retomar su calidad de vida. 

Estos pacientes que llegan a la primera etapa suelen tener síntomas de alucinaciones, delirios, corte paranoide, desorganización de pensamientos, síntomas negativos donde la expresión embota hasta lograr aislamientos y otros.  

«Las causas son heterogéneas, multifactoriales e individuales. Hay una predisposición genética y historial familiar y a eso se suman factores ambientales. Los síntomas comienzan alrededor de los 18 a 25 años, pero hay una población más pequeña donde los síntomas comienzan antes de los 18. Esas personas que comienzan más jóvenes tienen pronósticos más difíciles y tienen deterioro temprano en las neuronas»,

aclaró Nazario, quien dirige este programa gratuito que comenzó en el 2015. 

Por otro lado, existe una cantidad de personas en las cuales sus síntomas logran remitirse con estos tratamientos, mientras que, a los que no se logra remisión, su condición se torna más crónica.  

Ambas entidades públicas permanecen recopilando data para comenzar una serie de difusión de estadísticas y servicios al país. 

Comentarios

X