Labor pediátrica contra las enfermedades y deficiencias nutricionales y respiratorias en los niños

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El asma es una condición crónica que no cuenta con una amplia cobertura en sus tratamientos y puede ser tan seria, que podría ocasionar mortalidad en los niños y niñas del País.

Así lo estipuló a Medicina y Salud Pública (MSP) la doctora Norma Arciniegas, directora del Departamento de Pediatría del Mayagüez Medical Center (MMC), en relación a la salud pediátrica en Puerto Rico, en medio de la temporada donde las enfermedades respiratorias en niños y niñas están a la orden del día.

La doctora Arciniegas Medina estudió medicina en Colombia e hizo su residencia en pediatría en el estado de Nueva York en el 2001. Para el 2002 comenzó a ejercer su práctica tanto en escuelas de medicina del País, como la Ponce Health Science University y la San Juan Bautista School of Medicine así como en instituciones hospitalarias de San Germán y hoy día, dirige el Departamento de Pediatría del MMC.

En cuanto a la investigación científica, la pediatra ha sido parte de estudios relacionados a la deficiencia de vitamina D en niños, estudios clínicos en la vacuna contra el dengue, asma, de afecciones a nivel genético como el autismo, entre otras.

“El asma es una condición crónica y común en los niños que se puede prevenir, pero sigue siendo muy costosa. Esto impacta mucho a las familias porque las aseguradoras no quieren cubrir los tratamientos. Súmale la dinámica de lo que uno piensa como médico que es lo mejor para el niño y lo que cree la aseguradora que se debe recetar y es lo adecuado. La profesión se ha empobrecido debido a los muchos agentes que nos fiscalizan y nadie los fiscaliza a ellos”, declaró la doctora Archiniegas.

Más allá, sostuvo, aún existe una alta resistencia hacia las vacunas, siendo las mismas quienes evitan que los niños y niñas contraigan enfermedades serias. “Existe aún mucha resistencia a las vacunas y éstas han evitado que muchas de nuestras poblaciones no se enfermen y estén más sanas” afirmó.

De otra parte, destacó que las madres de hoy día tienen mayores roles en el campo laboral y que esto ha provocado que los niños se alimenten más de comidas rápidas, devaluando de esta forma la cobertura nutricional de los alimentos saludables a la mesa.

“He visto un deterioro en la nutrición de los menores. A veces me es muy difícil hacerle entender a los padres que no es lo que el niño quiera comer, es lo que el padre sepa que es lo que debe comer”, apuntó.

Otra condición que destacó que está mal manejada en Puerto Rico es el autismo, debido al sacrificio que deben atravesar las familias por aspirar a que los pacientes reciban un tratamiento multidisciplinario. Confesó que conoce de familias que han salido del País en búsqueda de mejores tratamientos para sus hijos diagnosticados con la enfermedad neurológica.

Asimismo, aconsejó a los futuros médicos que se especializarán en pediatría a hacerse expertos conociendo las condiciones pediátricas relacionadas al desarrollo normal del menor para de esta forma, “identificar más fácil cuando algo no es normal en cuanto a su crecimiento, destrezas motoras, comunicación, destrezas de motor fino y manejo de vómitos y diarreas en el hogar”.

 

 

Finamente, entre las enfermedades respiratorias que más han estado afectando a la comunidad pediátrica durante la época de bajas temperaturas destacó la pulmonía, influenza A y B, infección por “mycoplasma”, vómitos y diarreas, entre otras.

Vea parte de nuestra entrevista realizada para nuestra revista aliada Pediatría y Familia:

Comentarios

X