La inmunoterapia aspira a ser la mejor alternativa para curar el cáncer

Desde hace unos 20 años, los oncólogos han estado buscando los marcadores específicos de las células malignas del cáncer y sus mecanismos de supervivencia en el organismo de los pacientes para atacar directamente estos puntos y reducir el progreso de la enfermedad.

Solo hasta hace poco, esta búsqueda tuvo resultados positivos y alentadores para diversos tipos de cáncer que, en otras épocas, se contemplaba como una amenaza letal para quien padeciera alguna tipología de esta enfermedad.

Con los avances de la investigación oncológica, para la época actual, el cáncer ya no es sinónimo de muerte. Las alternativas de medicamentos y las terapias dirigidas han hecho que se ataque directamente al carcinoma y no se afecten otros órganos.

Una nueva alternativa que emplean los especialistas es la búsqueda de marcadores en el sistema inmune, para que, a través de la llamada inmunoterapia, el mismo paciente sea quien combata sus células malignas.

Según explica el oncólogo, Héctor Vélez, cuando se pueden manipular los marcadores tumorales de una paciente, se les puede enviar una respuesta autoinmune agresiva que debilite el carcinoma. Una alternativa que se aleja de los tratamientos tóxicos, es fácil de suministrar y tiene una mayor efectividad.

La inmunoterapia es quizá uno de los aciertos en investigación médica, más importantes de todos los tiempos y aunque hasta el momento se está probando, los resultados en enfermedades como el linfoma o la leucemia han sido sorprendentes.

El Rixutan o Rituximab es uno de los anticuerpos más utilizados dentro de esta alternativa médica, su efecto bloquea el proceso de reproducción celular, especialmente de las células malignas.

Con el uso de estos medicamentos, se ha observado que los pacientes, al cabo de 3 o 4 años con la enfermedad, tienen un gran progreso y en muchos de ellos, la enfermedad ha desaparecido de sus organismos.

Aunque este tipo de terapia aún no se emplea en gran cantidad de pacientes, su aplicación será paulatina. Este tratamiento no sólo es esperanzador para pacientes con algún tipo de cáncer, sino a pacientes con enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea o el lupus.

Volver a la Sección de Oncológia

Comentarios

X