La competividad es nuestro mayor atractivo en la manufactura de medicamentos

La industria biofarmaceeutica en la Isla suministran productos y medicamentos a más de 100 países a nivel mundial.

Una mirada a nivel nacional y de Estados Unidos en cuanto al comportamiento de la industria farmacéutica reunió ayer a cientos de  representantes de diversos sectores en varios foros escenificados en un hotel de Río Grande.

En el marco de la edición 26 de la convención anual que realiza la Asociación de la Industria Farmacéutica de Puerto Rico (PIA, por sus siglas en inglés), el presidente de este organismo, Robert Maroney, explicó que la prioridad para la Isla es “mantenernos competitivos y retener ese atractivo en las operaciones de manufactura”.

Actualmente, en la Isla hay más de 25 compañías dedicadas a la elaboración de medicamentos que generan 18,000 empleos directos, 60,000 indirectos y que suministran productos a más de 100 países a nivel mundial, según datos de PIA. Igualmente, aquí se producen siete de los primeros 10 fármacos más vendidos a nivel global “con un gran nivel de calidad”.

PIA reúne a 15 biofarmacéuticas que suman 26 fábricas y 11 oficinas comerciales. Ellas son Abbot, Amgen, Abbvie, Allergan, Astra Zeneca, Baxter, Bristol-Myers Squibb, GSK, Johnson & Johnson, Lilly, Merck, Novartis, P&G, Pfizer y Sanofi.

En su presentación, Maroney, además, enfatizó la necesidad de continuar generando lazos fuertes con organismos relacionados a la industria, entre ellos los centros docentes de la Isla -de donde provienen la mayoría de los profesionales-, agencias de gobierno y entidades federales.

Lo que pasó este año

Doug Long, VP Industry Relations de IMS Health, destacó que el  crecimiento total en ventas en Puerto Rico subió un 10.5% llevando a la Isla a la posición 34 a nivel de Estados Unidos.

Mientras, que en el reglón de medicamentos genéricos, este año se facturó $1 billón, lo que se traduce en que en el 83% de las prescripciones el paciente prefirió este fármaco. Mientras que las medicinas más vendidas fueron aquellas para tratar el HIV, la diabetes y el colesterol.

De igual manera, informó que en cuanto a los especialistas, los doctores en medicina general e internistas lideraron el mercado en Puerto Rico en cuanto a las visitas de sus pacientes.

Pero hay otra tendencia para poner atención y es el crecimiento en los tratamientos de hepatitis, diabetes y oncología, responsables de un alza del 12.7% en el mercado global para un total de $399 billones facturados hasta junio de 2015.

Entre las noticias más relevantes del 2015, el experto enumeró el apoyo de la Corte Suprema al Obama Care, la guerra de precios de los medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C, la llegada de la versión genérica del medicamento Nexium (acidez estomacal), la disponibilidad de Flonase (alergia nasal) over the counter, el arribo de Namenda (Alzheimer), Abilify (salud mental) y Copaxone (esclerosis múltiple), entre otras.

Vistazo a la tecnología

El foro “La tecnología como agente de cambio en el sistema del cuidado de salud y el modelo de negocio” ofreció herramientas a las compañías para entender las nuevas tendencias de comunicación que utilizan los consumidores.

Murray Aitken, VP & Executive Director of IMS Institute for Healthcare Informatics, exhortó a las empresas a adentrarse en lo que él llama “digital health, porque los consumidores (pacientes) han adoptado nuevas maneras para informarse”.

“Los pacientes están más involucrados e informados sobre su cuidado de salud. Consumir tecnología traerá un mayor compromiso de los pacientes por el flujo de información”, señaló Murray.

En su alocución, manifestó que actualmente existen 165,000 aplicaciones móviles sobre temas de salud, que el 34% de los pacientes está conectados a redes sociales y el 25% busca información específica sobre tratamiento para alguna enfermedad.

A su juicio, estos cambios en el comportamiento de los clientes proveerán la oportunidad de reposicionar el valor de la industria una vez las compañías continúen moviéndose junto a la tecnología.

Murray ofreció unos pasos para ser adoptados por las compañías, entre ellos valorizar sus ofertas, pues “todo se trata del valor”; y desarrollar una nueva manera de acercarse al mercado; lograr un cambio radical en el modelo de negocio que conduzca a un mayor compromiso del consumidor.

La reunión anual también contó con el análisis “Impacto socioeconómico de la industria farmacéutica en Puerto Rico”, en el que participó José Joaquín Villamil, de Estudios Técnicos; Lourdes Correa, de Lilly; Jorge Rodríguez, de PACIV; Rosa Buxeda, de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez e Israel Farbellé, de Fondos Unidos.

Asimismo el programa se nutrió  con las disertaciones de la Principal Oficial de Reestructuración de la Autoridad de Energía Eléctric, Lisa Donahue; con Jason Borschow, tesorero de la Coalición para Atender la Crisis de Salud en Puerto Rico y con Carlos Serrano, quien abarcaría el tema del impacto de la crisis a la manufactura del país.

 

Comentarios

X