La braquiterapia, una alternativa a la remoción del ojo por tumores oculares en Puerto Rico

La braquiterapia, una alternativa a la remoción del ojo por tumores oculares en Puerto Rico Dr. Victor Villegas, cirujano oftálmico.
Alejandra Martínez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La braquiterapia sirve para esos pacientes que padecen melanomas oculares, en el cual, el tratamiento estándar a nivel mundial es la remoción del ojo. Pero, con este tipo de tratamiento se puede no solamente salvar sus vidas, sino también controlar el crecimiento tumoral y matar dicho tumor. Asimismo, preservar el ojo y la visión. 

La braquiterapia consta de unas semillas que contienen altas dosis de radiación que se colocan al lado del ojo en la parte externa, adyacentes al tumor. Esto con el fin de minimizar el daño a los tejidos que rodean dicho tumor.

Las semillas se dejan en el área cerca de tres a cuatro días mientras matan el tumor y posteriormente se remueven. Este procedimiento se realiza con anestesia local, por tanto, no tiene contraindicación absoluta (a menos de que el paciente esté tan inestable que no se pueda llevar al quirófano de manera electiva a una cirugía invasiva). 

Lo más importante es salvar la vida del paciente pero creo que si tenemos herramientas más sofisticadas que nos puedan ayudar a minimizar la remoción del ojo, estamos en una posición mucho más positiva. Nosotros nos dedicamos a salvar ojos”,

expresó el Dr. Víctor Villegas, cirujano oftálmico en entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

El Dr. Villegas es el único oftalmólogo en realizar la técnica de la braquiterapia ocular en Puerto Rico, quien al respecto dijo:

Hoy en día, con los tratamientos nuevos que estamos publicando, hemos podido no solamente matar el tumor sino también conservar la visión mucho más allá de lo que se consideraba históricamente aceptable”,

aseguró.

Según el galeno, la técnica de la braquiterapia en la medicina en general no es tan nueva, ya se ha utilizado en diferentes ramas de la medicina, por ejemplo, en cáncer de cérvix y también se ha hecho braquiterapia de próstata. 

En los últimos veinte años se ha popularizado en Estados Unidos y en otros países desarrollados la técnica de braquiterapia oftálmica. Con este método minimizamos el daño a estructuras adyacentes y en la mayoría de los casos preservamos la visión”, expresó el galeno a MSP.

El cáncer de ojo es inusual. “Son tumores extremadamente raros”. Por lo tanto, hay pocos centros en el mundo donde se hace braquiterapia oftálmica debido a que no hay mucha experiencia en el área; de modo que, adquirir los conocimientos para poder hacerlo es difícil, pues no hay suficientes áreas con alto volumen de personas para realizar la práctica. 

Nosotros estamos realizando braquiterapia en Puerto Rico desde hace aproximadamente un año y medio. Lo hacemos tanto en niños como en adultos,

declaró el médico.

Cuenta además que han tenido buenos resultados pues, hasta la el momento no han tenido pacientes con recurrencia del tumor o que hayan desarrollado metástasis. 

¿Existen restricciones para realizarse la braquiterapia?

Para realizar este procedimiento no hay ninguna edad ni factor limitante. Sin embargo, no realizamos este procedimiento en mujeres embarazadas; no es lo ideal, aunque se puede hacer”, agregó

Cabe tener en cuenta que para ellas hay riesgos adicionales cuando se trabaja con radiación para una persona que se encuentra gestando. Aparte, la mayoría de pacientes califican pues, la cirugía es poco invasiva comparada a otras.

Tumores oculares más comunes en niños y adultos

En los niños el tumor más frecuente se llama retinoblastoma. Es un cáncer pediátrico que

puede ser asociado con mutaciones genéticas sistémicas en todo el cuerpo y a veces se desarrollan tumores en ambos ojos

En algunos casos, parte del tratamiento consta de usar radiación para matar esos cánceres de manera localizada por medio de la braquiterapia y en la mayoría de los casos los pacientes pueden retener visión funcional, algo loable, teniendo en cuenta que en Puerto Rico quince años atrás, pacientes con tumores oculares o problemas similares que no pudieran ser referidos a Estados Unidos, la solución era extraer el ojo. 

Ahora en Puerto Rico esta terapia está accesible y hemos podido ofrecer este tipo de terapias a pacientes, incluso, indigentes”, dijo. 

El tumor más común tratado con este tipo de tratamiento es el melanoma de coroides. Este se conoce como el tumor primario más habitual intraocular en adultos. Sin embargo, la braquiterapia se puede utilizar para una gama varia de tumores, incluyendo los pediátricos, como también se puede utilizar en tumores benignos a dosis más bajas; como lo son los hemangiomas de coroides o los hemangiomas de retina. 

Esta técnica también se utiliza en pacientes que tienen metástasis en otra parte del cuerpo, donde el cáncer se ha regado al ojo y se ha podido controlar el volumen del tumor dentro del órgano visual con la braquiterapia.

Que un cáncer en cualquier parte del cuerpo se expanda al ojo es más común de lo que uno espera. Hay varios estudios que han analizado esto y alrededor del 5% de toda las personas que desarrollan cáncer diseminado por el cuerpo, desarrollan algún envolvimiento ocular u orbital. Aunque muchas veces no se diagnostica.

La función de la vista después de realizar la braquiterapia varía, todo dependiendo de dónde esté el tumor. Hay muchos pacientes que pueden terminar con excelente visión. “Incluso tengo varios que tienen visión de 20/20”.

Desde que empezamos en Puerto Rico y el caribe, llevamos aproximadamente 15 pacientes tratados. Afortunadamente, dentro de Puerto Rico no hay tanto pacientes anualmente que necesiten nuestros servicios en esa área específica. Empero, poco a poco estamos expandiéndonos a otras áreas del caribe para ofrecerle a nuestras islas hermanas este tipo de tratamientos ”,

concluyó a la revista de Medicina y Salud Pública. 

Actualmente, el Dr. Villegas ejerce en el Hospital HIMA, San Pablo Caguas. Además es catedrático asociado en el Departamento de Oftalmología de la Universidad de Puerto Rico y en el Departamento de Cirugía de la Escuela de Medicina de Ponce. También es Facultad Voluntaria en el Bascom Palmer Eye Institute y en el transcurso de los años ha ayudado a educar múltiples oftalmólogos nacionales e internacionales.

Comentarios

X