La aspirina para contrarrestar la preeclampsia durante el embarazo, según estudio puertorriqueño

Doctora Lourdes García, neonatóloga y directora de la Sección de Neonatología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM). Doctora Lourdes García, neonatóloga y directora de la Sección de Neonatología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM).

Eduardo Najar, Belinda Z. Burgos
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Nuevo estudio profundiza en el uso de la aspirina para controlar los efectos secundarios además de evitar un posible caso de alteración en la presión arterial durante la gestación

El uso de la aspirina para evitar el desarrollo de complicaciones continúa dando de qué hablar.

Y es que una nueva investigación en territorio puertorriqueño sostiene que la aspirina podría regular el desarrollo de la preeclampsia en mujeres embarazadas, afección que se coloca entre las principales causas de los partos prematuros. 

En entrevista exclusiva con Medicina y Salud Pública (MSP), la doctora Lourdes García, neonatóloga y directora de la Sección de Neonatología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) y la doctora Norangelys Solís , parte de la investigación, explican en qué consiste el estudio en el que se puede usar aspirina para regular la presión alta y evitar complicaciones en la mujer gestante, además de prevenir afecciones en el parto y por supuesto velar por la integridad tanto de la madre como del pequeño.

“Nosotros comenzamos a adentrarnos en este tema (uso de la aspirina para tratar la preeclampsia) participando en iniciativas de partos prematuros, ya que en Puerto Rico existe un alza de estos casos con un 11,9%, (…). Una de las iniciativas de esta investigación es reducir estos índices. Es así como se estudió el uso de la aspirina para prevenir preeclampsia, una afección que consiste en el alza de la presión arterial lo que puede afectar notablemente la vida tanto de la madre como del bebé. Una de las formas de prevenir estos casos es evitar esta condición y existen estudios previos donde indican que aquellas mujeres que usaron aspirina durante el embarazo tienen menos riesgo de desarrollar irregularidades en la presión”, explicó a este medio la doctora García.

Metodología de estudio

Para iniciar con el estudio las investigadoras tuvieron en cuenta aquellos factores que pueden impulsar el desarrollo de la preeclampsia, teniendo en cuenta la recomendación del médico de cabecera para determinar uno de los factores que impulsa el parto prematuro y cómo evitar aquellas condiciones que afectan el proceso de gestación.

“Tenemos como factores de riesgo una clasificación de tres niveles (…), donde como alto riesgo tenemos a la mujer que ha tenido preeclampsia, embarazo múltiple y presión alta. Ahora mismo la aspirina es recomendada al 32% de las participantes (82) en el estudio, donde el 28% de estas madres usaron el fármaco durante el embarazo desde la semana 20 de gestación. (…) De este, 32% de las madres que fueron recomendadas, un 48% tenían el historial de preeclampsia, 44% eran obesas, 26% de raza afroamericana, 45% tuvieron embarazo múltiple y 52% padecían de hipertensión crónica o alta presión(…). Estos datos sugieren que no se está recomendando el uso de la aspirina a un número significativo de madres a pesar de presentar factores de riesgo de desarrollar preeclampsia”, aseguró por su parte la doctora Noranyelis.

Aspirina y su uso en el embarazo

Como sostuvieron las doctoras muchas personas o mujeres en específico desconocen que la aspirina se puede consumir durante el embarazo y se tiene la idea de que su uso se limita solo a algunas enfermedades cardiacas,sin embargo, este medicamento ayuda a regular aquellos factores de riesgo que pueden impulsar un parto con antelación.

“Lo importante es que este estudio es el primero en Puerto Rico, la encuesta nos permite realizar investigación alrededor de la isla, con el fin de tener una idea del estatus del consumo de aspirina en el país, con esto buscamos estrategias que nos ayuden a aumentar este uso, pues es importante para evitar complicaciones en el embarazo de alto riesgo y también sería muy interesante en aquellas madres con bajo riesgo, todo esto con el fin de reducir los partos prematuros,” concluyó la neonatóloga.

Comentarios

X