La aspirina es segura para los pacientes con insuficiencia cardiaca, según estudio

Un nuevo estudio afirma los beneficios y las seguridad de la ingesta de aspirinas en pacientes cardíacos.

El estudio, de más de 2,300 pacientes, encontró que los que tomaban una aspirina diaria no tenían un riesgo más alto de ser hospitalizados por, ni de morir de, insuficiencia cardiaca.

Ha habido preocupación porque, en teoría, la aspirina podría interferir con los beneficios de ciertos fármacos para la insuficiencia cardiaca, explicó el Dr. Shunichi Homma, investigador principal del estudio.

Además, dos estudios anteriores vincularon el uso de la aspirina con un riesgo más alto de complicaciones de la insuficiencia cardiaca.

Pero el nuevo estudio, que comparó la aspirina con la warfarina, un anticoagulante, fue de mayor tamaño y a más largo plazo: siguió a pacientes en 168 centros en 11 países a lo largo de 10 años.

“Creo que esto debería calmar los temores de que recetar aspirina podría tener un efecto nocivo”, dijo Homma, subjefe de cardiología en el Centro Médico Presbiteriano de Nueva York/Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Homma y sus colaboradores reportaron sus hallazgos en la edición en línea del 31 de julio de la revista JACC: Heart Failure.

El equipo de Homma analizó datos de un ensayo clínico en que pacientes con insuficiencia cardiaca se asignaron al azar a tomar aspirina o warfarina, que se usa para prevenir los coágulos sanguíneos.

Los pacientes en el grupo de aspirina tomaron 325 miligramos al día.

A lo largo de 10 años, solo poco más de un 19 por ciento de los pacientes que tomaron aspirina fueron hospitalizados por insuficiencia cardiaca o murieron por causa de la enfermedad. Esto es en comparación con poco menos de un 23 por ciento de los usuarios de warfarina, mostraron los hallazgos.

El equipo de Homma también tomó en cuenta otros factores, como la edad y la gravedad de la enfermedad cardiaca de los pacientes. Al final, no hubo una diferencia estadística entre los dos grupos respecto al riesgo de complicaciones de la insuficiencia cardiaca.

La aspirina, por supuesto, no carece de riesgos. Puede provocar sangrado en el tracto digestivo, o incluso contribuir a un accidente cerebrovascular hemorrágico.

Los pacientes nunca deben tomar aspirina por su cuenta, sin la orientación de un médico, advirtió Homma.

Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Comentarios

X