Inyecciones de esteroides en cadera y rodilla son más peligrosas de lo que se pensaba

Inyecciones de esteroides en cadera y rodilla son más peligrosas de lo que se pensaba Los investigadores realizaron una búsqueda en pacientes que se habían inyectado en las caderas y rodillas y encontraron que el ocho por ciento tenía complicaciones.
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Un nuevo estudio publicado recientemente en la revista Radiology revela que las inyecciones intraarticulares de esteroides que se administran comúnmente en la cadera y la rodilla podrían ser dañinas en algunos pacientes con condiciones de riesgo, o podrían causar complicaciones que no se conocen a profundidad.

Los investigadores de BUSM han descubierto que la artritis acelerada y la destrucción de las articulaciones puede ser el resultado no deseado de las inyecciones intraarticulares de corticosteroides.

La osteoartritis de cadera y rodilla es uno de los trastornos articulares más comunes. Un tratamiento realizado con frecuencia (miles por día en todo el mundo) para la osteoartritis y otros síndromes de dolor relacionados con las articulaciones son inyecciones intraarticulares de corticosteroides, sin embargo, existen pruebas contradictorias sobre su posible beneficio.

Los investigadores realizaron una búsqueda en pacientes que se habían inyectado durante (2018) en las caderas y rodillas y encontraron que el ocho por ciento tenía complicaciones, con diez por ciento en las caderas y cuatro por ciento en las rodillas.

«Ahora estamos viendo que estas inyecciones pueden ser muy dañinas para las articulaciones con complicaciones graves como la osteonecrosis, la fractura de la insuficiencia subcondral y la osteoartritis progresiva rápida«, dijo el autor correspondiente Ali Guermazi, MD, PhD, jefe de radiología en VA Boston Healthcare System y profesor de radiología en BUSM.

«La inyección intraarticular de corticosteroides debe ser discutida seriamente para los pros y los contras. Las consideraciones críticas sobre las complicaciones deben ser parte del consentimiento del paciente, lo que actualmente no es el caso»,

agregó.

Dado que las inyecciones intraarticulares de corticosteroides se realizan cada vez más para el tratamiento del dolor en la osteoartritis de cadera y rodilla, los investigadores sugieren que la comunidad radiológica debe participar activamente en investigaciones de alta calidad sobre este tema.

De esta manera se intenta comprender mejor las posibles afecciones de riesgo antes de la intervención y para comprender mejor los posibles eventos adversos articulares después de estos procedimientos para evitar posibles complicaciones.

Comentarios

X