Puertorriqueños desarrollan nueva vacuna contra el VIH

Puertorriqueños desarrollan nueva vacuna contra el VIH El Dr. Abel Baerga, segundo de izquierda a derecha, y el Dr. José Lasalde, séptimo en esa dirección, con su equipo de investigación.
César Fuquen Leal 
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Un diestro grupo de especialistas puertorriqueños se encuentra desarrollando una promisoria vacuna contra el VIH que ya está siendo probada en ensayos clínicos y que, de rendir frutos, beneficiaría significativamente a los cientos de pacientes con este virus.

Para conocer la metodología, eficacia y misión de la vacuna en mención, la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) llevó a cabo una conversación con los líderes del proyecto: los doctores Abel Baerga y José Lasalde.

Lo que la gente no sabe, porque no lo han divulgado mucho, es que la vacuna que estamos produciendo ya está en ensayos clínicos de la fase 1. (…) Ahora mismo hay sobre 14 o 15 pruebas clínicas con diferentes candidatos, prácticamente todos en fase 1, así es que nuestro candidato a vacunas forma parte de eso”,

explicó el Dr. Baerga. 

Reto de la vacuna

Uno de los principales objetivos del grupo investigativo de la Universidad de Puerto Rico es que, una vez la inmunización rinda frutos en fase 1, también pueda beneficiar a los pacientes con VIH que se encuentran en fases 2 y 3.

Parte de ese reto es desarrollar métodos analíticos que nos permitan determinar la pureza y la calidad del producto que estamos produciendo. Estamos bien confiados de que la producción es bien consistente y es un producto de alta calidad, las vacunas que estamos produciendo son muy buenas y estamos usando métodos bien avanzados para determinar este parámetro de calidad”,

determinó el Dr. Baerga.  

Eficacia de la inmunización

Actualmente, los investigadores no han develado un porcentaje preciso de la efectividad de la vacuna. Sin embargo, aseguran que el candidato que están patentando no trae efectos secundarios consigo.

“Está la fase 1, que es la fase de seguridad del inmunógeno o de la vacuna, asegurarse que, cuando se le inyecta a un paciente, no va a tener una reacción adversa y que no va a tener complicaciones asociadas a la administración de esta vacuna, en esa fase es que está nuestro candidato  a vacuna que es lo que nosotros estamos produciendo, está en la fase 1”,

reveló el especialista Baerga.

El equipo investigativo se ha encargado de analizar algunos métodos que evalúan que la vacuna sea ‘potente’ contra ciertas proteínas infecciosas que inciden negativamente en el padecimiento del VIH.

“Uno de ellos es asegurarnos de que la concentración de proteínas contaminantes en nuestra preparación sea mínima, entonces hemos desarrollado métodos muy sensitivos para detectar esas posibles proteínas contaminantes que pueden surgir de cualquier proceso de manufactura«,

aseguró el químico Baerga.

Origen de la vacuna contra el VIH

Este proyecto de inmunización comenzó alrededor del año 2013 bajo la financiación de los Institutos Nacional de la Salud. El motivo por el cual esta entidad decidió emprender esta investigación se debe a que Puerto Rico tiene la presencia de la mayoría de farmacéuticas a nivel mundial; además, en palabras del Dr. Lasalde: “tiene un grupo bien sólido de investigadores que trabajan en al área de HIV (por sus siglas en inglés) en distintas avenidas de Clinical Trials”.

La humanidad, ¿cuándo podrá ver los resultados de la vacuna?

En mayo del 2020, el grupo de los doctores Baerga y Lasalde presentará un preámbulo de lo que se espera con la vacuna. Sin embargo, el Dr. Lasalde hizo la salvedad de que en el 2023 podrán tenerse los resultados verídicos de la efectividad de la vacuna. 

“Hay 9  clinical trial en fase 2 y uno solo en fase 3. Todos los clinical trial van a estar disponibles para el 2023, lo cogemos fase 1, fase 2 y fase 3. Los resultados en 2023 van a estar tabulados y ahí es que se va a saber por dónde va eso”,

determinó el bioquímico Lasalde. 

La vacuna, que en sus primeras fases de análisis fue experimentada en monos -en los cuales se evidenció una positiva respuesta inmunológica- sería de gran beneficio para los pacientes con VIH, además resaltaría la prominente labor científica-investigativa que se desarrolla de Puerto Rico para el mundo. 

“Si es efectiva la cuna habría que llevarlo a un punto más grande, para entonces finalmente conseguir una vacuna a nivel mundial”,

aseveró el Dr. José Lasalde.

Comentarios

X