Insulina, ¿cuándo te toca?

La insulina es una hormona que posee un rol fundamental en el proceso metabólico del cuerpo humano y es producida por el páncreas.  La misma es imprescindible para la transformación de la energía obtenida a través de los alimentos que entran al cuerpo humano y permite que la glucosa (azúcar) ingrese a las células del organismo. De esta manera, proporciona la energía necesaria para las complejas actividades que el cuerpo debe realizar, desde pensar hasta caminar. 

La insulina tiene muchas funciones.  Por ejemplo, permite que las células hepáticas y musculares almacenen la glucosa.  También evita que la grasa almacenada en las células sea utilizada y cuando existe ausencia de insulina, el cuerpo comienza a tomar las células grasas para obtener energía.

La doctora Myriam Allende Vigo, Endocrinóloga egresada de la Escuela Medicina de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ciencias Médicas, explicó que el uso de insulina depende de los niveles de glucosa en la sangre y de la manera en que el cuerpo la procese.

“Todos los pacientes que tienen diabetes Tipo I necesitan insulina. De los pacientes que tienen diabetes Tipo II, que son el 90% de los pacientes con diabetes, algunos necesitan insulina. Eso dependerá de cada paciente y de cuál sea su tratamiento.  Algunos se pueden controlar con dietas, ejercicios y modificación de estilos de vida”, destacó la Galeno con oficina en Humacao, Puerto Rico.

Un alto por ciento de pacientes con este diagnóstico necesita medicamentos orales o inyectables.  De este último hay dos tipos de medicamentos, uno es insulina y el otro, un inyectable que no es insulina, para bajar la glucosa o los niveles de azúcar en la sangre.

“De esta forma segmentamos las personas, los pacientes con Diabetes Tipo II que están en tratamiento con medicamento tipo oral, en combinación de medicamentos orales, que son dos o más pastillas para tratar a diabetes, o pueden estar en combinación de orales con insulina o con insulina nada más”, detalló la doctora Allende Vigo.

Aseguró que el método a utilizar atenderá el tipo de diabetes que padece el paciente y debe ser individualizado.

“Hay unos pacientes que necesitan insulina y no tienen alternativas.  Hay muchos pacientes que pueden estar en insulina solamente o en combinación con pastillas o en dos inyectables, insulina y el otro inyectable que es un análogo de GLP 1”, manifestó la también profesora universitaria en la Escuela de Medicina, UPR.

“Los pacientes que se mueven de pastillas a insulina es porque su páncreas no funciona adecuadamente y requiere de más insulina para controlar los niveles de glucosa. Por eso es que los pacientes requieren moverse de pastillas a insulina”, añadió.

La insulina es una hormona que se encarga de que la azúcar en la sangre entre a los distintos tejidos del cuerpo y sea utilizada para general energía y establecer los procesos metabólicos del cuerpo.  La insulina se produce en unas células que hay en el páncreas, que en el caso de pacientes Diabetes Tipo I hay que inyectarla.

“En pacientes con Diabetes Tipo 2, tienen insulina, pero no es suficiente para sus requisitos o tienen una condición que se llama resistencia a la insulina, donde la insulina no lleva al nivel deseado para bajar la azúcar y necesitan de más insulina para poder metabolizar los alimentos”, explicó la también conferenciante internacional.

infografia-diabetes-puerto-rico

Comentarios

X