Se implanta primer dispositivo de estimulación de médula espinal en Puerto Rico

Se implanta primer dispositivo de estimulación de médula espinal en Puerto Rico Dr. Luis Cumings junto al equipo con el que se llevó a cabo la implantación del neuroestimulador
César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La Revista Medicina y Salud Pública (MSP) llevó a cabo un hito en el periodismo, la investigación médica y las transmisiones en vivo. Este medio de comunicación transmitió en directo por su página de Facebook, la primera implantación de un neuroestimulador del cordón espinal en Puerto Rico. 

Dicha intervención quirúrgica estuvo a cargo del Dr. Luis Cummings, especialista en medicina intervencional para el manejo del dolor y anestesiología. En entrevista exclusiva con MSP, el galeno explicó en detalle en qué consiste esta novedosa y mínimamente invasiva técnica. 

“Hoy día estamos poniendo unos neuroestimuladores sin el uso de una batería, y eso es lo que estamos haciendo por primera vez en Puerto Rico. Estamos utilizando a través de las compañías tecnológicas de equipo médico donde estamos poniendo este nuevo neuroestimulador sin una batería, todo va a hacer inalámbrico. Lo próximo que viene va a ser a través de este celular que ustedes tienen aquí o de su iPad donde vamos a poder controlar la fuerza, la frecuencia, el voltaje y cuan cargada está esa batería, eso es lo nuevo que nosotros estamos teniendo”,

detalló el cirujano.

Una de las dudas que más embarga a los pacientes con dolor neuropático y que deben someterse a esta efectiva diana terapéutica, es de qué forma actúan los neuroestimuladores para contrarrestar el dolor. Frente a ello, el Dr. Cummings afirmó que: 

“La neuroestimulación actúa en el cordón espinal, a través de las fibras de dolor y de los tractos espinotalámicos al aplicarles una baja frecuencia. Esto modula la sensación de dolor que le llega al tálamo, que es cuando ese dolor se hace perceptible, de lo contrario ese dolor es una sensación emocional, no es perceptible hasta que llega al tálamo y eso es lo que hace la neuromodulación: afectar o modular todos estos tractos espinotalámicos”. 

Paciente

La paciente sometida a este método había intentado con múltiples opciones de tratamiento para contrarrestar el dolor de espalda y pierna izquierda que la aquejaban desde el 2014. 

“Para empezar, ella nos llega porque tiene un dolor crónico intratable, neuropático que falló a cirugías previas, falló a terapias, falló a múltiples modalidades de tratamiento, por eso se le puso este neuroestimulador. (…) Se le hizo una prueba o lo que se llama neurotraining, antes de la implantación final, ella fue positiva a la prueba”,

precisó el médico. 

Cómo se realizó el procedimiento

Previamente, la paciente fue sometida a la implantación de unos electrodos en el canal espinal, esta intervención tuvo únicamente una efectividad de 75 a 80%, por lo que el neuroestimulador era la opción indicada para terminar definitivamente con su dolor. 

El Dr. Cummings explicó cómo fue el procedimiento en ella y los beneficios que trae consigo.

“-A la paciente- se le implantó los cables que se pasaron dentro de la piel a diferencia de las otras tecnologías que necesita lo que se llama en inglés un IPG y es un programador o una batería parecida a los marcapasos donde se implanta en el glúteo derecho. Toda esa cirugía, la incisión, la sangre, la posibilidad de infección, todo eso disminuye grandemente y es importante identificar que este tipo de terapia es para el dolor neuropático, no es para los que tengan artritis, sin embargo, a ella se le reimplantó la cadera, pero continuaba con ese dolor. ¿Qué nos dice?, porque su dolor no provenía tan fuerte, su problema viene del cordón espinal y ahí es donde le hacemos la neuromodulación”.  

La neuroestimulación es mínimamente invasiva

El implante de un neuroestimulador trae diversos beneficios para el paciente. “Es mucho más rápido, mínimamente invasivo y es ambulatorio y si la necesidad de tener un equipo implantado dentro de su cuerpo”. 

Las técnicas poco invasivas están marcando un hito en la medicina actual, debido a que reducen las infecciones y evitan sangrados excesivos. 

“Lo importante de este tipo de tecnología y de este tipo de procedimiento es que es ambulatorio. Esta paciente llegó esta mañana a las 9 de la mañana, ya está en ricovery -recuperación- y se va hoy mismo. No hay que darle anestesia general, solamente se le da una sedación intravenosa y yo lo ayudo poniéndole anestesia local también”,

afirmó Cummings.

La neuroestimulación se posiciona como una eficaz opción de tratamiento para los pacientes con fuertes dolores de espalda y con múltiples trastornos. El cirujano ahondó en los individuos que más beneficiados se ven:

“Hay una gran cantidad de pacientes que van a estar beneficiándose de ello, especialmente aquellos pacientes que tengan dolor después de haberles hecho una cirugía en la espalda, lo que se llama el síndrome de espalda fallida. Yo los invito a todas las personas que tengan ese tipo de dolor: son candidatos a que le pongamos un neuroestimulador, aquellas personas que tienen radiculopatías en las piernas, después de un trauma, la espalda fantasma, el dolor de amputación fantasma, cualquier tipo de dolor neuropático el paciente es candidato”, .

concluyó el Dr. Cummings en entrevista con MSP

Comentarios

X