Hallazgo epigenético en el desarrollo de una patología mortal, glioblastoma multiforme

Dr. Torres Bayona Doctor Sergio Torres Bayona, médico neurocirujano e investigador del glioblastoma multiforme y galardonado con el premio al mejor neurocirujano joven del año

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Gracias a los avances en la medicina oncológica se pueden establecer los orígenes específicos y la influencia de factores en el desarrollo del cáncer

Existen múltiples razones o factores de riesgo que pueden impulsar el desarrollo de cáncer, muchos de estos, están basados en algunos hábitos alimenticios o conductas que pueden fomentar el origen de células cancerígenas, sin embargo, una de la razones principales por la que el cáncer se manifiesta es una mutación o anomalía genética que padece un individuo,   está malignidad puede originarse de diversas maneras, ya sea por una alteración o un gen compartido desde los progenitores.

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Sergio Torres Bayona, médico neurocirujano e investigador del glioblastoma multiforme y galardonado con el premio al mejor neurocirujano joven del año, enfatiza en su estudio y hallazgo de los genes que involucran el desarrollo tumoral en el cerebro y la influencia del ARN en la formación de cadenas largas en la ausencia de proteínas y la codificación de genes.

“Desde hace ya varios años se sabe que el cáncer es una enfermedad genética, pero a pesar de esto, no se conocen muy bien todos los genes involucrados, tampoco se conoce el tipo de alteración y que produce que una célula normal se vuelva maligna, cuando inicie en la neurocirugía siempre me ha gustado el tema de la investigación y la oncológica, ya que es un enigma que aún hay que investigar” expresó el médico.

La investigación la inició el doctor Torres Bayona desde hace aproximadamente un año y tres meses donde se enfocó en: el estudio de nuevos genes denominados cadenas largas de ARN que no sintetizan o codifican proteínas, sino que regulan epigenéticamente el funcionamiento de material genético involucrado en la formación y crecimiento de tumores, afirmó preliminarmente el especialista.

Inicios investigativos

El doctor Sergio Torres, desde que inició sus estudios ha pertenecido a un grupo de investigación, donde profundizan en el origen de un padecimiento crónico, el cáncer, en específico el glioblastoma multiforme, un tumor que se origina en la zona cerebral y puede ser mortal, pues los índices de supervivencia de esta afección son mínimos.

“Desde que inicié mi primer año de especialización donde estaba haciendo l a residencia inicié a investigar el glioblastoma multiforme, un tumor maligno que no es muy frecuente, la mortalidad es casi del 100% y una supervivencia media de aproximadamente 16 meses. Por medio del estudio de otros genes, inicié mi investigación, tome de base material de un tumor pancreático y poco a poco con el equipo descubrimos que al final es un gen que cuando se altera se hace a nivel epigenético y además actúa como agente supresor del tumor” dijo Torres Bayona.

ARN y su influencia tumoral

Gracias a los avances del cuerpo investigativo del doctor Torres, se pudo evidenciar  que cuando se reducen los índices de ciertos genomas ya validados que son impulsores de cáncer, encontraron que otro material genético perteneciente a la misma familia, puede ser el causante del desarrollo de un tumor maligno en la zona cerebral, sin embargo, no se puede afirmar que es un  factor de riesgo, pero sí que existe una predisposición en la formación y crecimiento de tumores.

“El ARN es un tipo de gen que lleva información del ADN hacia el ribosoma para que se produzcan proteínas, que son las que cumplen la función en el ADN, descubrimos que estas cadenas no se vuelven proteínas, sino que, regulan epigenéticamente el ADN, no viajan al ribosoma, sino que, dentro del mismo núcleo sintetizan la función, cuando vimos que las células en el glioblastoma se expresaban menos nos generó algo de curiosidad, sin embargo, en esta patología ya se encontraban otros genes impulsores del cáncer como el P53 o el SOX, estos se han ido descubriendo en el estudio del atlas del genoma del cáncer; por medio de transfección dedujimos que al reducir las cadenas de ARN se disminuye el P53 y genes de la familia SOX, lo que puede causar la formación tumoral” concluye el Dr. Sergio Torres Bayona.

Comentarios

X