Hallan nuevo método para detener la infección por virus de papiloma humano

El estudio indica que puede eventualmente aportar en el tratamiento tanto del VPH, como de otros virus y enfermedades no virales consideradas como “no administrables”. El estudio indica que puede eventualmente aportar en el tratamiento tanto del VPH, como de otros virus y enfermedades no virales consideradas como “no administrables”.

Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Con información de Medical Xpress

Los estudios para combatir el virus del papiloma humano (VPH) avanzan incansablemente con el fin de encontrar opciones para la protección contra esta enfermedad, que ocasiona la muerte de alrededor 300.000 mujeres en el mundo.

Por su parte, investigadores del Centro de Cáncer de Yale (YCC), demostraron el principio de un nuevo enfoque biológico que puede detener la infección por VPH.

El estudio, que fue publicado recientemente en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, asegura que puede eventualmente aportar en el tratamiento tanto del VPH, como de otros virus y enfermedades no virales consideradas como no tratables con fármacos.

“Mostramos que los péptidos muy cortos [fragmentos de una proteína] pueden bloquear el virus del VPH para que no infecte las células”, dijo el autor principal Daniel DiMaio, MD, Ph.D., subdirector de YCC, el profesor de genética Waldemar Von Zedtwitz, y profesor de biofísica molecular y bioquímica y de radiología terapéutica. “Esta investigación confirma nuestro modelo de cómo el VPH infecta las células. También muestra que el tráfico intracelular de un virus podría ser el objetivo de un nuevo enfoque antiviral”.

El medio Medical Xpress informó en un artículo referente a este estudio que el VPH es transportado a la célula por un saco unido a la membrana llamado endosoma. Una proteína del VPH conocida como L2 contiene un segmento conocido como “péptido que penetra en las células” que se adhiere a través de la membrana del endosoma al interior de la célula. Allí, una secuencia de L2 al lado del péptido que penetra en las células se une a una proteína celular llamada retrómero. Luego, el retrómero entrega el virus a un mecanismo de transporte celular conocido como la vía retrógrada que deja caer el virus en el núcleo, donde puede comenzar a hacer copias de sí mismo.

Investigaciones previas realizadas por el laboratorio de DiMaio descubrieron que la maquinaria central del péptido que penetra en las células es sorprendentemente corta. Los péptidos están compuestos de aminoácidos, y se necesitaba una secuencia de solo seis aminoácidos para que el péptido penetrara en las membranas celulares, mientras que se requería una secuencia de solo tres aminoácidos para unirse a la proteína retromérica.

“Nos dimos cuenta de que podíamos sintetizar un péptido corto que debería ser suficiente para atravesar la membrana celular, unir el retrómero y bloquear la infección, así que decidimos probar eso”, dijo DiMaio. “El primer péptido que probamos funcionó”.

Cuando los investigadores agregaron los péptidos sintetizados de penetración celular en un medio de cultivo de células humanas, vieron que los péptidos ingresaron al citoplasma y se unieron al retrómero. Cuando los científicos infectaron las células con el VPH, el virus ya no pudo unirse al retrómero y abandonar la endosoma porque el péptido ató el retrómero y bloqueó la infección.

Los investigadores de Yale demostraron que esta inhibición de péptidos persiste incluso después de que se eliminan los péptidos. “En realidad no sabemos cuánto tiempo está activo el péptido, pero el efecto puede ser irreversible”, agregó DiMaio. “También parece que el virus desaparece de la célula. La célula tiene alguna forma de sentir que la infección no está ocurriendo normalmente, por lo que se deshace del virus”.

En los experimentos de seguimiento realizados con colegas de la Universidad de Wisconsin, los científicos mostraron que este péptido penetrante de células también inhibía la infección por VPH en ratones. Esta investigación básica puede apuntar hacia nuevos tipos de tratamientos contra el VPH, que son necesarios, dijo DiMaio.

Si bien las vacunas siempre serán la mejor base para prevenir las infecciones por VPH, DiMaio dijo que “la gran mayoría de las personas en todo el mundo no están vacunadas, especialmente en el mundo en desarrollo, donde ocurre la mayoría de los casos de cáncer cervical “. Además, las vacunas actuales no protegen contra todas las cepas de VPH, dijo.

Comentarios

X