Gobierno entrante de Puerto Rico debe priorizar las enfermedades crónicas

Gobierno entrante de Puerto Rico debe priorizar las enfermedades crónicas Dr. Humberto Lugo, cirujano pediátrico y miembro del Task Force Ciudadano

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

El COVID-19 en Puerto Rico no solo ha generado una difícil situación sanitaria, sino que ha ocasionado que el sistema de salud le reste importancia a enfermedades crónicas y de gran prevalencia en la isla como la diabetes y la hipertensión. Así lo evidenció el Dr. Humberto Lugo, cirujano pediátrico y miembro del Task Force Ciudadano en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

“El COVID no se va a quitar hasta que haya una vacuna efectiva. El COVID va a seguir existiendo, pero se nos ha olvidado la salud pública del resto de las enfermedades que tiene este pueblo. (…) El COVID ahora lo que hace es que ocupa un 10 por ciento de todas las camas, el resto, 90 por ciento de las camas de intensivo y de las camas de los pacientes en el hospital es por enfermedades no relacionadas al COVID, ahí es que tenemos que atacar en el sistema de salud”, exhortó el galeno.

Indispensable priorizar las enfermedades crónicas

Por la pandemia, muchos pacientes han descuidado sus tratamientos y empeorado sus condiciones, lo que supone un serio problema de salud pública. Esta situación, según el Dr. Lugo, debe ser una de las prioridades del gobernador entrante.

“Los pacientes están en su casa por miedo a salir al médico y están con una hipertensión maligna. Están con glicosilada de azúcar,  masitas que ya no son tan pequeñas en el seno. Ya tienen dolores abdominales y ya tienen diverticulitis y tienen una gama de enfermedades. Durante la pandemia, casi todos los apéndices que yo operé en niños estaban perforados porque el nene estaba con dolor y no lo llevan tan rápido como debe ser por miedo a contaminarse. (…) El costo de la medicina en el paciente que no tiene COVID, durante la pandemia se ha elevado significativamente.  Esos pacientes han tenido miedo de volver al consultorio médico a tratarse. Ellos -el nuevo gobierno- tienen que buscar las herramientas necesarias para que el paciente vuelva a buscar ayuda médica cuando así lo amerite y no pierda de perspectiva que cualquier dolor, masita o cambio en cualquier estado anímico que tenga tiene que ver con un deterioro en su sistema de salud”, advirtió el especialista.

Necesidad de unificar la salud pública y privada

El Dr. Lugo tiene amplia experiencia en el manejo salubrista, es por eso que desde su trayectoria considera que el gobierno entrante debe crear una red de apoyo en materia de salud pública para que no hayan brechas entre la salud pública y privada. 

“Yo creo que el candidato que se mueva en esa dirección y el próximo secretario de salud tienen que establecer de alguna forma un network, un sistema electrónico de todos los 56 hospitales. A mi me molesta mucho hablar de salud pública cuando hay salud privada. ¿Por qué no hay una mezcla de todo?, ¿por qué no hay una sola salud para el pueblo? Hablamos de la salud pública y qué pasó con el resto de la gente. Los pacientes están en la casa muriéndose porque no van a los hospitales privados porque le tienen miedo a la pandemia. Así que nosotros tenemos que seguir educando al pueblo para que vaya a visitar al médico, se atienda, busque cómo está la presión, cómo está el azúcar, si tiene un dolorcito, una masita antes que esa masa se vuelve un cáncer metastásico y entonces ya no podamos controlar”, enfatizó tajantemente el Dr. Lugo. 

Sistema para conocer los recursos 

El network o red que el doctor Humberto propone debe unificar la información para conocer con precisión cuántos médicos tiene la isla y los recursos para enfrentar situaciones difíciles de salud pública como el coronavirus, la diabetes, el dengue, etc.

“Necesitamos saber cuántos médicos tenemos, cuántos hemos perdido, cuántos especialistas necesitamos. (…) Es sumamente importante que el paciente logre buscar la ayuda, mucha gente tiene acceso porque tienen recursos: twitter, el teléfono, llamar al médico y el médico termina atendiendo. Pero hay mucha gente que no tiene esa oportunidad. (…) Ni los niños, ni los viejitos pueden esperar”, dijo el cirujano.

Comentarios

X