Germina la investigación científica entre la relación del microbioma oral y el cáncer de cabeza y cuello

Dr.Rafael Guerrero Preston, puertorriqueñon que funge como catedrático auxiliar de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins en el estado de Maryland. Suministrada.

El microbioma se ha convertido en el foco científico donde investigadores buscan la etiología tanto de enfermedades crónicas, la predisposición a estas así como su influencia sobre el tratamiento que reciban los pacientes, como es en este caso, los de cáncer de cabeza y cuello y su asociación al Virus del Papiloma Humano (VPH).

Y es que el investigador puertorriqueño, Dr.Rafael Guerrero Preston, catedrático auxiliar de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins en el estado de Maryland, funge como el autor principal del primer estudio que evidencia que en el microbioma oral se encuentran respuestas científicas sobre el tipo de tumor de cabeza y cuello que pudiera tener un paciente así como el ambiente que podría afectar su tratamiento -específicamente en inmunoterapia- que reciba.

Guerrero Preston se ha destacado en trabajos científicos en salud pública, el ambiente y sus componentes biológicos tanto en Puerto Rico como internacionalmente.

No obstante, a partir del 2005 enfiló sus trabajos investigativos en el estudio de la epigenética del cáncer y su microambiente, logrando importantes patentes para su estudio científico.

Los laboratorios de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins han fungido como uno de los centros donde se han divulgado los primeros datos moleculares sobre el cáncer de cabeza y cuello y su asociación con VPH. También, tienen una infraestructura que aguarda sobre 70 mil especímenes (tejido, saliva, sangre y hasta orina) de este tipo de tumor tomados de sobre 14 mil pacientes que han sido partícipes en las investigaciones.

“Este es el primer manuscrito donde se evidencia la relación del cáncer de cabeza y cuello, el Virus del Papiloma Humano y el microbioma oral. También logramos ser los primeros en publicar un análisis completo del epigenoma integrado del cáncer de cabeza y cuello hace dos años”, explicó en exclusiva a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) el Dr. Guerrero Preston.

A partir del 2014 fue cuando el Dr. Guerrero Preston, quien ha colaborado con científicos locales del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), comenzó su búsqueda en un campo que para su sorpresa, arrojó que la saliva constituye un factor determinante sobre el desarrollo de este tipo de tumor, su relación con VPH y tiene influencia directa sobre el tratamiento que reciba el paciente.

“A base de 64 muestras longitudinales (muestras repetidas en un mismo paciente), entre sujetos controles y sujetos con cáncer, que sirvieron como una prueba rápida confirmatoria sobre si el paciente tenía cáncer y si el mismo era VPH negativo o positivo. Queríamos saber si el cáncer era de la parte de la orofaringe o de la cavidad oral. Todo eso podemos hacerlo con el microbioma. De algo exploratorio se convirtió en un trabajo científico con datos reveladores”, sostuvo.

“Esto podría ser en un futuro la base para la creación de una prueba para saber si el paciente tiene cáncer de cabeza y cuello, si es VPH negativo o positivo y qué tipo de tratamiento sería el ideal. Estos son datos preliminares. Ahora lo importante es que más laboratorios se unan en estos estudios científicos con muestras más grandes que nos ayuden a validar y continuar evolucionando este estudio científico”, agregó.

Más allá, el científico sostuvo que prontamente iniciarán un estudio que busque cómo en el microbioma se puede determinar la predisposición de los pacientes hacia el cáncer de cabeza y cuello asociado a VPH.

“Enviamos sobre 50 muestras de tejidos a los laboratorios para saber cómo los viruses y las bacterias que están alrededor de las células del tumor influyen sobre el microambiente del tumor, para entender mejor cómo el microbioma impacta la expresión de los genes del tumor porque sabemos que aunque existe inmunoterapia contra el cáncer de cabeza y cuello, solo el 20% de los pacientes responden a este tratamiento. No sabemos porqué el 80% restante no responde”, declaró.

“Sospechamos que es porque el microbioma tiene una relación con el sistema inmunológico y las expresiones epigenéticas de las células de cáncer. Esto nos permitiría desarrollar futuras terapias a base de esta información”, concluyó.

En Puerto Rico la relación del VPH con cáncer de cabeza y cuello es estudiado por la doctora Adriana Báez Bermejo, profesora de los Departamentos de Farmacología y Otorrinolaringología del RCM.

En entrevista previa con MSP, la doctora Báez Bermejo explicó que el VPH tipo 16 constituye uno de los factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad.

Comentarios

X