Gastroenterología contra el cáncer de páncreas

Dr. Carlos Micames Cáceres, gastroenterólogo especializado en endoscopia intervencional. Copyright Servicio de Noticias Científicas de Medicina y Salud Pública.

Las especialidades en Puerto Rico demuestran cada vez más que los escenarios clínicos del país les obligan indirectamente a tener una práctica más especializada en beneficio de la salud de los pacientes.

Precisamente así es la carrera del Dr. Carlos Micames Cáceres desde Mayagüez, quien figura como uno de los dos gastroenterólogos de la isla especializados en endoscopia intervencional y quien ha enfilado su carrera médica en el manejo clínico de los pacientes con quistes y tumores de cáncer en el páncreas, esófago, estómago y el tratamiento clínico para aquellos que padecen de Esófago de Barrett.

Fue para el 2008 que Micames Cáceres, quien ejerce su práctica con su padre, el Dr. Carlos Micames Muzaber, comenzó estudios intervencionales desde el Centro Médico de Mayagüez con endosonografía, lo que lo convirtió en un aliado directo de los oncólogos del país, pues el examen diagnóstico permite una detección certera de tumores tan retantes como el páncreas, uno de los más desafiantes a nivel clínico y científico pues su presentación podría ser asintomática.

"“La cirugía del tumor de páncreas ha avanzado mucho. Lo que sigue haciendo falta es que los médicos primarios sigan siendo entrenados en la detección primaria de los síntomas del tumor", aseguró el especialista.
““La cirugía del tumor de páncreas ha avanzado mucho. Lo que sigue haciendo falta es que los médicos primarios sigan siendo entrenados en la detección primaria de los síntomas del tumor”, aseguró el especialista.

“Había una necesidad de diagnósticos tempranos tanto en masas como quistes de páncreas. También se necesitaba aumentar la posibilidad de hacer resecciones endoscópicas para tumores en etapas tempranas que no se ofrecían. A muchos de estos pacientes había que hacerles una biopsia percutánea o por cirugía”, explicó en primera instancia, quien actualmente tiene práctica en el Hospital Bella Vista de Mayagüez además de su oficina privada.

“La mayoría de los diagnósticos que comenzamos a ver eran dirigidos a complicaciones pancreático-biliares. Es decir, tumores de páncreas, estrechez del ducto biliar, quistes de páncreas y masas submucosal del tracto digestivo. También permitía hacer un estadío preciso tanto de tumores de estómago, esófago y rectales y si el paciente se beneficiaría de una cirugía primero versus de una terapia neoadyuvante donde entonces le dan quimioterapias y radiación antes de la cirugía”, abundó.

Para el 2009, los estudios clínicos en pancreatitis idiopática, quistes neoplásicos, pseudoquistes del páncreas, entre otras enfermedades fueron parte de la agenda médica del galeno desde la región oeste del país.

Cáncer de páncreas como enfermedad sistémica

No obstante, el gastroenterólogo aliado al frente de cáncer en la isla sostuvo que el cáncer de páncreas se sigue comportando como una enfermedad sistémica, pues a pesar de la totalidad del tumor de páncreas una vez detectado, solo el 5% de los pacientes llegan a tener una sobrevida de unos cinco años.

“La cirugía del tumor de páncreas ha avanzado mucho. Lo que sigue haciendo falta es que los médicos primarios sigan siendo entrenados en la detección primaria de los síntomas del tumor. Poco de estos pacientes llegan a los 5 años de sobrevida”, formuló.

“Esta es una enfermedad donde no ha habido cambios durante los últimos 40 años. Pienso que es una enfermedad sistémica, donde el tumor deja células tumorales que circulan por el cuerpo aunque no estén siendo detectadas. Tampoco hemos podido identificar por qué estos tumores están siendo tan resistentes al tratamiento disponible y por qué recurren usualmente más agresivos”, declaró.

Buen pronóstico para el tratamiento de Esófago de Barrett

Mientras, para aquellos pacientes diagnosticados con el Esófago de Barrett, considerado un factor de riesgo para el cáncer de esófado, existe un buen pronóstico, pues los estudios a través de la endosonografía ha permitido que sean diagnosticados en etapas tempranas.

Según estudios de la Dra. Priscila Magno, la segunda gastroenteróloga con una especialidad en endoscopia intervencional, la enfermedad tiene una incidencia de 4%.

“Esta enfermedad afecta más a los hombres. Sobre 90% tienen una erradicación completa si detectamos la enfermedad temprano”, concluyó.

Comentarios

X