Fundamental la nutrición para la buena salud

Doctor Michael González. Suministrada

González, quien recientemente fue exaltado al Salón de la Fama de Medicina, en donde tiene un lugar junto a varios de sus profesores, subrayó que en cuanto al desarrollo de enfermedades, se puede hablar de la genética, pero la base es la alimentación.

El lema ‘Eres lo que comes’ cobra cada vez mayor vigencia, toda vez que con mayor frecuencia, los comestibles son menos alimenticios, lo que causa desbalance de nutrientes en el cuerpo y por ende, enfermedades, advirtió el biólogo y doctor en medicina nutricional Michael J. González.

El doctor en ciencias de la salud dijo en entrevista con la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) que “la mayoría de la población se está poniendo vieja porque estamos llegando a mayor edad, pero no funcional”.

Al ser inquirido acerca de buenos hábitos alimentarios, el profesor del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico manifestó que “es sencillo; comer más vegetales. Puedes comer frutas, pero a veces tienen mucho azúcar. Comer más vegetales, porque es lo que más densidad nutricional tiene. Es más complejo, en el sentido de que es recomendable que haya un balance de las proteínas, grasas, carbohidratos. Comer menos cosas refinadas, sino más bien como la naturaleza lo presenta”.

Recomendó que la mitad del plato contenga vegetales, un cuarto, proteína y el otro cuarto, verdura o alguna pasta integral.

Le puede interesar:   Luz parpadeante podría incitar al cerebro a defenderse del alzhéimer, según estudio

El doctor en bioquímica nutricional con concentración en biología de cáncer, dijo también que hay que procurar “comer orgánico, porque hay mucho pesticida, contaminante. También es un problema de hambre oculta, porque le cogen el puesto a los nutrientes y gastamos más nutrientes para poder metabolizarlos. Gastamos más cofactores porque gasta más enzimas para poder metabolizarlo, para detoxificar los sistemas. Para detoxificar se necesitan un montón de enzimas; lo usamos para eliminar cosas que se supone que no estén allí”.

González, quien recientemente fue exaltado al Salón de la Fama de Medicina, en donde tiene un lugar junto a varios de sus profesores, subrayó que en cuanto al desarrollo de enfermedades, se puede hablar de la genética, pero la base es la alimentación.

“Si no comemos bien… Es buena idea los suplementos, pero no corriges el problema real con suplementos solamente, sino ajustando la alimentación. Considero que deben tomar multivitaminas y minerales, vitamina C, CoQ10 y Omega 3, pero eso es individual. Pero la única realidad para todo el mundo es que debe comer más vegetales y multivitaminas. La clase médica ni profesionales de la salud no entienden cómo están los nutrientes, cómo las enzimas funcionan, que necesitan cofactores; que son las vitaminas y los minerales”, sostuvo el experto.

González observó que muchas veces las personas creen que si comen balanceado tienen todo lo necesario para que el cuerpo funcione. “Pero nadie come balanceado. Uno necesita un montón de nutrientes. Nuestro cuerpo no está hecho para comer cosas refinadas, sino cosas que nos alimenten, que nos provean todo lo necesario. Pero no lo hacemos, porque lo que es refinado gusta, crea adicción, tiene saborcito (agradable), es atractivo. Eso tiene como consecuencia que engordamos, desarrollamos el síndrome metabólico, desregulamos el azúcar e insulina, desregulamos el metabolismo, empezamos a acumular grasa. Le hacemos daño a las células, eso daña el mitocondrio, ocasiona cáncer y otras enfermedades”, subrayó.

Le puede interesar:   Nuevos y efectivos tratamientos para las enfermedades del corazón

El conocedor reveló que comienza el día con el jugo de medio limón con ocho onzas de agua. Horas más tarde desayuna frutas, avena, nueces, huevos orgánicos hervidos, o huevos orgánicos con vegetales. “Si come pan, que sea integral. Comemos demasiados carbohidratos”, apuntó.

Mencionó la dieta Paleo, que incluye carnes, pescado, pollo y vegetales, que ha sido efectiva con pacientes con diferentes condiciones de salud. También la cetogénica, que es prácticamente sin carbohidratos, con grasas como Omega 3 que se encuentra en el pescado y en el aceite de lino y en el de coco, oliva, aguacate, y mediana de proteína. Y llamó la atención acerca de la ingesta de grasa saturada, los Omega 6, como el aceite de maíz y el de canola, máxime cuando se fríe, y si se combina con azúcar refinada.

Comentarios

X