Fibrosis pulmonar estrechamente relacionada con albinismo

Fibrosis pulmonar estrechamente relacionada con albinismo Puerto Rico tiene la prevalencia más alta de HPS -- responsable de cerca del 50% de todos los casos mundialmente-- y afecta a más de 1 de cada 1,800

Por: Jesse Román, MD
Ludwig Kind Professor of Medicine
CEO, Jane and Leonard Korman Respiratory Institute
Enterprise Division Chief, Pulmonary, Allergy and Critical Care Medicine
Program Director, Pulmonary & Critical Care Fellowship Training Program
Thomas Jefferson University
Philadelphia, Pennsylvania

De acuerdo con información emergente, el albinismo y la fibrosis pulmonar están más relacionados de lo que parece. Se trata de estudios internacionales sobre dos condiciones frecuentes en la isla, incluyendo el albinismo oculocutáneo. Hasta el momento, se conoce que la población boricua afectada con esta última condición posee una mutación en uno de varios genes responsables del Síndrome Hermansky Pudlak (HPS, por sus siglas en inglés). El HPS es un trastorno genético raro que se caracteriza por albinismo, disfunción plaquetaria y predisposición a sangramiento, colitis y, en algunos casos, fibrosis pulmonar, entre otras manifestaciones, dependiendo de los genes involucrados.

De los 10 genes asociados hoy en día con el mencionado síndrome, existen 2 que predominan en los puertorriqueños: El HPS-1 predomina en el norte de la Región Oeste de la isla y el HPS-3 es más común en la región montañosa central. El HPS-1 es una de las formas más graves de la condición y está asociada, casi invariablemente, con la fibrosis pulmonar.  Esta última es responsable de mucha de la morbilidad y la mortalidad asociada al HPS. Se debe tener en cuenta que la fibrosis pulmonar es una manifestación patológica de un número de enfermedades pulmonares intersticiales, que comprenden cerca de 300 trastornos distintos, desde la sarcoidosis y la fibrosis pulmonar idiopática – trastornos pulmonares comunes- hasta la neumonitis por hipersensibilidad.

Cabe resaltar que la fibrosis pulmonar es una condición crónica, progresiva e irreversible en la mayoría de los casos. Además, se trata de una condición ligada a una enfermedad que requiere mayor exploración hasta encontrar un diagnóstico definitivo. De ello depende en gran medida el pronóstico y el tratamiento del paciente. Actualmente, como causas de desarrollo de la fibrosis pulmonar se asocian factores ambientales (fumar) o factores genéticos. Si bien la identificación de los factores genéticos y su papel en el desarrollo y el progreso de los trastornos pulmonares fibrosantes son, en la mayoría de los casos, incierta, hay condiciones en las cuales mutaciones genéticas específicas están asociadas claramente con el desarrollo de la enfermedad.

Ese es el caso del HPS. El HPS afecta a aproximadamente 1 de cada 750,000 personas en el mundo, concentradas frecuentemente en áreas geográficas específicas como India, Japón, Reino Unido y Europa Occidental. Aunque esta es una enfermedad rara a nivel mundial, en Puerto Rico es de importancia pues la isla tiene la prevalencia más alta de HPS — responsable de cerca del 50% de todos los casos mundialmente– y afecta a más de 1 de cada 1,800 (sobre 1,900 personas).

Las manifestaciones clínicas del HPS incluyen el albinismo oculocutáneo, diátesis del sangrado debido a disfunción plaquetaria, a veces acompañada de inmunodeficiencia, colitis granulomatosa y/o fibrosis pulmonar.  Hasta el momento, las alteraciones genéticas se han nombrado HPS-1, HPS-2….hasta llegar a HPS-10. Dentro de las diferentes mutaciones, se ha informado del desarrollo de fibrosis pulmonar en pacientes con HPS-1, HPS-4 y, más recientemente, en HPS-2.  Los pacientes con HPS-1 y HPS-4 típicamente desarrollan fibrosis pulmonar en su tercera a quinta década de vida.

Aunque la patogénesis de la fibrosis pulmonar en el HPS no está clara, la función de organelos del lineage de los lisosomas (LRO, por sus siglas en inglés) se interrumpe y hay acumulación intracelular de ciertos metabolitos, lo que puede provocar una reacción en cadena que promueve la inflamación de los tejidos, aumento de factores pro-fibroticos, la proliferación de fibroblastos y pobre función de células epiteliales del pulmón.

No existe un tratamiento único y eficaz para superar el diagnóstico

En general, la fibrosis pulmonar no responde a los tratamientos médicos convencionales. El trasplante pulmonar, la única opción para muchos de estos pacientes, se ha realizado con éxito en un pequeño número de pacientes de HPS con fibrosis pulmonar avanzada. a reciente aprobación de dos fármacos antifibróticos levantó el entusiasmo sobre la posibilidad de tratamiento de la fibrosis pulmonar en HPS. No obstante, hay disponible muy poca información sobre su efectividad en este escenario.

Un reto principal que afecta la capacidad para evaluar adecuadamente la utilidad de intervenciones noveles en el tratamiento de la fibrosis pulmonar en HPS es el número limitado de pacientes disponibles en cualquiera de los estados en los Estados Unidos continentales.  Esto puede superarse mediante el reclutamiento y el seguimiento de sujetos en la isla de Puerto Rico, en donde vive la concentración mundial más alta de pacientes de HPS.

Para comenzar a enfrentar este reto, y en colaboración con la Red HPS (HPS Network en inglés), en el año 2016, se estableció el Centro De Fibrosis Pulmonar en el Centro Médico de Mayagüez, Puerto Rico, en donde los pacientes con fibrosis pulmonar (incluidos los pacientes con HPS) son evaluados para asegurar un diagnóstico, tratamiento y seguimiento adecuados.

Actualmente, se recopila información para entender mejor la epidemiología de la fibrosis pulmonar en Puerto Rico, así como el impacto de esta manifestación en el HPS. Se espera que esto pronto conduzca a pruebas clínicas prospectivas en la isla diseñadas para evaluar intervenciones noveles capaces de poner un alto al progreso de la fibrosis pulmonar.

Consulte más información sobre los estudios más recientes sobre fibrosis pulmonar en la población puertorriqueña con HPS en la edición impresa de MSP titulada ‘Enfermedades raras’.

Comentarios

X