Fármacos orales eliminan el exceso de azúcar en la sangre de pacientes diabéticos

Fármacos orales eliminan el exceso de azúcar en la sangre de pacientes diabéticos Dr. José García Mateo, endocrinólogo y presidente electo Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología.
Angélica Claudio Merced
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La diabetes es uno de los factores de riesgo que puede llevar a una persona a padecer de una enfermedad cardiovascular. Por eso cada vez es más importante que quien sea diagnosticado con diabetes siga un tratamiento apropiado que controle los niveles de azúcar en la sangre y a su vez  lo ayude a prevenir condiciones cardiacas.  Estudios han demostrado que algunos medicamentos para la diabetes tipo 2 han disminuido significativamente la tasa de hospitalizaciones y muerte cardiovascular. 

¿Qué son los inhibidores SGLT2?

Los inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 o SGLT2 son medicamentos orales que se utilizan para tratar la condición de diabetes tipo 2, que es aquella en la que el cuerpo no produce de manera adecuada la hormona insulina que ayuda a la glucosa a entrar a las células para darles energía. Estos fármacos actúan para que la persona pueda eliminar el exceso de azúcar en la sangre a través de la orina.

“Son fármacos que tienen que ver con las inhibiciones de una absorción de glucosa exagerada que tiene el diabético a nivel del riñón. El diabético reabsorbe azúcar en los riñones más que un paciente normal. Cuando el paciente no diabético tiene 180 de azúcar en la sangre lo que filtra en el riñón lo bota en la orina. El paciente diabético puede pasar de 180 y todavía sigue reabsorbiendo glucosa en el riñón. Esta es una farmacología de las más innovadoras que se han desarrollado y  que inhibe esa absorción exagerada de  glucosa en el riñón y causa que el diabético bote azúcar en la orina más temprano”

explicó el endocrinólogo José García Mateo.

Más beneficios para el paciente 

De acuerdo a este especialista en diabetes, algunos de estos fármacos de los cuatro que se conocen en el mercado (Invokana, Farxiga, Jardiance y Steglatro) tienen otros beneficios en el paciente diabético, según se ha demostrado en diversos estudios e investigaciones que se han realizado sobre estos inhibidores.

“Le estas dando un fármaco (al paciente) para que el riñón  bote azúcar en la orina, pues eso va a  bajar la cantidad de azúcar que tienes en la sangre.  Y obviamente va a traer otros efectos beneficiosos. Con estos medicamentos además de controlar el azúcar, van a bajar la presión y a disminuir de peso. Por cada gramo de glucosa botas cuatro kilocalorías y estarías perdiendo aproximadamente de 240 a 300 kilocalorías por día. Esto es de los pocos medicamentos para diabetes que tú vas a utilizar para el control glucémico y te va a ayudar a bajar de peso también, donde el 80% de los pacientes diabéticos ya tienen obesidad”

dijo el presidente electo de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología.

Disminuyen el riesgo de eventos cardiovasculares

Otro efecto positivo de los inhibidores SGLT2 en pacientes diabéticos ha sido la disminución de eventos cardiovasculares, específicamente con el uso de los medicamentos Invokana y Jarciance, aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

“Por estudios que han salido (ayudan) para  prevenir muerte cardiovascular y eventos cardiovasculares en pacientes diabéticos tipo 2 que ya tienen la enfermedad cardiovascular documentada. Estos dos ya tienen indicación para no tan solo mejorar el  azúcar sino también para prevenir eventos cardiovasculares. Ese beneficio y esa indicación es un efecto aparte del control glicémico”

destacó el doctor García Mateo.

Estos beneficios cardiovasculares en pacientes diabéticos han provocado que las guías de tratamiento se hayan modificado en busca de mejorar la terapia y evitar complicaciones cardiovasculares de cuidado. 

“Gracias a estudios con estos medicamentos las guías terapéuticas  de la Asociación Americana de Diabetes y el Colegio Americano de Endocrinólogos han cambiado, al punto de que no solamente tú vas a estar pendiente al control de azúcar, sino que si el paciente tiene enfermedad cardiovascular, enfermedad renal crónica o si tiene fallo congestivo cardiaco tienes que modificar la terapia para usar uno de estos medicamentos que tienen beneficios para enfermedad cardiovascular porque el paciente lo va a requerir”

señaló el médico con 15 años de experiencia en endocrinología.

Precauciones al usar estos medicamentos

Para utilizar este tipo de medicamentos el paciente además de tener diagnosticada la condición de diabetes debe tener una función renal adecuada.

“Como este medicamento utiliza el riñón para botar azúcar en la orina, pues tu riñón tiene que estar bien. Puedes tener una insuficiencia renal moderada y lo puedes usar, pero donde mejor actúa para bajar el azúcar es cuando tienes el riñón funcionando muy bien. Si tienes un paciente, por ejemplo, controlado ya y no está en estos medicamentos, pero tiene enfermedad cardiovascular las guías terapéuticas recomiendan que le cambies el medicamento a uno de estos para tener el beneficio cardiovascular”

agregó el endocrinólogo.

De otra parte, el doctor García Mateo señaló que como “el mecanismo de acción de estos medicamentos no depende de insulina” se puede combinar con otros fármacos sin tener efectos negativos. Sin embargo, no podrán ser utilizados en pacientes que estén en diálisis, con infecciones urinarias, personas usando diuréticos o medicamentos que causan disminución en la presión.

“Hay que velarle bien la presión, mayormente en pacientes de edad avanzada y ajustar los medicamentos de la presión cuando añadimos un medicamento como este que baje mucho la presión. Este medicamento no se va a usar para bajar presión, que tiene ese beneficio sí, pero no está indicado para bajar la presión. Puedes considerar ajustar las dosis”

recomendó.

Orientación a pacientes y a médicos

El especialista con práctica en Ponce y Guayama, dijo que no solo a los pacientes se les está orientando sobre el beneficio cardiovascular de estos inhibidores, sino que también se ha hecho con la clase médica del país.

“La comunidad de cardiólogos también se ha incluido en utilizar estos medicamentos por la indicación cardiovascular. Y al  médico primario se le está educando sobre estas recomendaciones para que considere utilizarlo bien temprano en su armamento de terapia para diabetes tipo 2  si el paciente tiene enfermedad cardiovascular documentada. Una gran cantidad de nuestros pacientes se benefician de estos medicamentos y podemos utilizarlo con mucha seguridad y eficacia en nuestra práctica clínica”

apuntó el médico.
Guía de alto impacto sobre la fibrilación atrial, un Micrositio de la revista MSP y la revista Salud y Cardiología

Comentarios

X