Exponen los retos clínicos de la medicina de familia en la isla

Dr. Jorge Meaux Pereda, nuevo presidente de la Academia de Médicos de Familia de la isla. Copyright MSP.

Nuevas terapias oncológicas, manejo clínico de las condiciones endocrinas y nuevas drogas para atender las afecciones del corazón.

Ese es el panorama clínico que en síntesis, constituye actualmente un reto para los cientos de médicos de familia en Puerto Rico, que figuran como las primeros especialistas en determinar la sospecha de alguna condición crónica y son claves para determinar si el paciente necesita de una evaluación de un subpecialista.

Así lo concluyó el Dr. Jorge Meaux Pereda, nuevo presidente de la Academia de Médicos de Familia de Puerto Rico que celebran su convención número 59 durante este fin de semana en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

Meax Pereda tiene práctica privada en el municipio de Bayamón y siempre se ha destacado como promotor de asuntos que beneficien al médico de familia de la isla desde que era estudiante de medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM).

El conocimiento basto de los médicos primarios en terapias nuevas de oncología, la integración de nuevas modalidades de tratamiento para atender pacientes con condiciones mentales y el manejo clínico de las condiciones endocrinas como la diabetes son asuntos prioritarios para los médicos de familia en Puerto Rico, que son alrededor de 600”, aseguró el nuevo presidente que ocupa la posición del Dr. Ariel Cruz Igartúa en la organización médica.

Durante este año, 57.1% de las muertes en Puerto Rico fueron relacionadas a enfermedades como la diabetes, lesiones pre-malignas a cáncer, Alzheimer, accidentes cerebrovasculares, siendo la primera causa de muerte las afecciones cardíacas, según cita la academia de médicos en el programa científico del evento.

Más allá, es prioridad que los médicos de familia se pulan en la emisión de diagnósticos a tiempo y de incluir a las familias de los pacientes como parte integral del manejo médico, como lo son especialmente en condiciones mentales. La hipertensión, el colesterol y el fallo congestivo son también enfermedades que nosotros como médicos de familia tenemos que procurar manejar con tratamientos de avanzada”, formuló a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP).

Promueven mayor sensibilidad hacia la comunidad LGBTT

De hecho, la convención de los médicos de familia este año estuvo matizada por el énfasis en el cuidado primario de las personas de la comunidad de Lesbianas Gays Bisexuales y Personas Transgéneros (LGBTT), al ser una población donde la presión social originada por sus preferencias sexuales podría atentar contra el cuidado óptimo de su salud.

Entre las conferencias médicas que promovieron el mejoramiento en el manejo clínico de esta población, se encontró la de la Dra.Carmen Izquierdo, quien impartió herramientas sobre el tratamiento hormonal adecuado para personas que cambian su sexo.

También, la salud del adolescente transgénero fue otra conferencia impartida por la Dra. Sonia Ortiz y por su parte, la licenciada Danitza Santiago, fue quien le habló a los médicos sobre la ética y las estrategias médicas que vayan a tono con la sensibilidad que se debe tener a la hora de atender a esta comunidad de pacientes.

A estos pacientes se les debe hacer sentir cómodos mientras esperan a ser evaluados. También, el uso del lenguaje “neutral de género”, el hacerle preguntas de sobre sus relaciones con sus familias o auscultar quiénes desean que se conviertan en su red de apoyo, es parte del las herramientas que el médico debe utilizar a la hora de atender a estos pacientes. Lo que le pedimos a los médicos también fue mayor sensibilidad y empatía”, señaló la licenciada Santiago.

Hay una sed de información por parte de los médicos porque saben que estos pacientes acuden a sus oficinas y se merecen un buen trato”, formuló.

El doctor Meaux Pereda coincidió de esta forma exponiendo que “se debe velar por el bienestar de este tipo de pacientes y no pasar juicios sobre sus preferencias sexuales. A veces las presiones sociales ocasionan que estos pacientes se afecten porque se cohiben al hablar sobre asuntos relacionados a su salud”.

Finalmente, Meaux Pereda concluyó diciendo que pese a la promoción de la práctica de una medicina vanguardista entre los médicos de familia de la isla, cada vez es más trabajoso el poder brindarle el mejor servicio a los pacientes debido las múltiples responsabilidades impuestas a los galenos del país por la reducción de las primas, los múltiples documentos que deben someter para justificar el uso de un medicamento, el tiempo que les toma trabajar bajo el récord médico electrónico y el nuevo código de facturación médica.

En el 2017 la Academia de Médicos de Familia cumplirá sus 60 de años de fundados en la isla.

Comentarios

X