Experto alerta sobre la alta prevalencia de hepatitis C en los puertorriqueños

Dr. José Rodríguez Orgengo Dr. José Rodríguez Orgengo

Marcela Boyacá Mesa
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La prevalencia de hepatitis C en los boricuas es alta, es por eso que  desde la Universidad de Puerto Rico y el  Puerto Rico Public Health Trust se han dedicado durante veinte años a hacer investigación clínica con el fin de encontrar una cura para este padecimiento. El doctor José Rodríguez Orgengo investigador y director ejecutivo del Puerto Rico Clinical Research Center habló en exclusiva con la Revista Medicina y Salud (MSP) sobre varios de los hallazgos. 

“Resulta que esta pandemia es silente, tener hepatitis no lo vas a saber de un día para otro sino que vas a pasar 10 años, 15 años, si tomas alcohol va a ser más rápido, si tienes VIH también va a ser un poco más rápido y luego de 30 años viene esa alza en tus enzimas hepáticas, te hacemos la prueba de hepatitis C y lo tienes. En ese estudio que hicimos con el CDC la prevalencia que teníamos en Puerto Rico era cerca de un 6% que eso es muchísimo, es punto 1 de lo que se  tiene en Estados Unidos, así que tenemos como el triple de hepatitis C, la gran mayoría de personas de mi edad no saben que tienen hepatitis C”. 

En este momento el gobierno de Puerto Rico y una importante farmacéutica están haciendo una campaña para incentivar a los baby boomers que es la generación de los nacidos entre 1946 y 1964 se hagan la prueba para detectar la hepatitis C, ya que ahora existen tratamientos que en ocho o doce semanas pueden curar este padecimiento con una sola pastilla. 

Vea la entrevista completa aquí 

Hepatitis C y carcinoma hepatocelular 

La hepatitis C es la condición que más genera vulnerabilidad a desarrollar cáncer en el hígado conocido como carcinoma hepatocelular, el doctor Orengo explicó que es precisamente por esa razón la necesidad de que exista un diagnóstico temprano de hepatitis C. 

“Definitivamente parte de lo que queremos evitar en estos pacientes porque pasan de tener el hígado normal a crear una cicatrices en tu higado a lo le llamamos fibrosis,  ahí empiezan algunos problemas si no se la da el tratamiento adecuado sigue habiendo más de estas cicatrices en donde ahora se llama cirrosis y la función hepática empieza a dar problemas, puede ser de que tu presión empieza aumentar, que tengas problemas de amonia en tu cerebro, entonces no vas a poder pensar bien, vas a olvidarte de cosas, de igual manera se te va a formar presión en tu sistema gastrointestinal, vas poder sangrar si que si en algún momento vas a toser y de repente cuando tienes tu mano ves un poco de sangre, eso se puede ver por muchas razones particularmente pero puede ser por razones del hígado”. 

Hígado graso 

El doctor Rodríguez Orengo hizo referencia a las causas para tener hígado graso y una de las más relevantes según el especialista es el estilo de vida y la alimentación. 

“Si tienes sobrepeso, diabetes, alta presión las probabilidades de que tengas hígado graso que pueda ser dañino es mayor. También hay personas que tienen hígado graso pero que son flacos, es decir que tienen otras condiciones genéticas en las cuales tienen hígado graso pero necesariamente por estilo de vida sino que ya genéticamente tienen problemas en cómo lidiar con tu grasa en el hígado y se va estar acumulando y como no es tan obvio va a tardar un tiempo y cuando tienes los problemas pudiera ser tarde. Ahora con múltiples medicamentos que estamos tratando para evitar la condición de hígado graso, al igual que hicimos con hepatitis C, esperamos conseguir algún tipo de medicamento que pueda ser útil para evitar que siga promoviéndose particularmente la fibrosis cirrosis y que lleguen entonces al cáncer o el trasplante de hígado”. 

Pero en el centro no solo trabajan para curar algo que ya existe, también lo hacen para evitar que personas  desarrollen enfermedades por tener hígado graso y que en caso de tener alguna enfermedad avanzada este órgano pueda regenerarse. 

Hígado graso y COVID-19 

Según el doctor Rodríguez Orengo el coronavirus crea más especies reactivas de oxígeno, cuando hay presencia del virus este interactúa con los receptores  llamados angiotensina II que se alojan particularmente en los pulmones generando una reacción. 

“Al pegarse lo que va a estar haciendo es  inhibir la formación de una angiotensina II a otra, allí cuando esto ocurre entonces lo que tenemos aquí se van a estar generando mucho esta especie de oxígeno en dónde vas a estar atacando diferente proteínas y se va a generar inflamación, lo que estamos tratando de hacer es que el paciente pueda eliminar esta especie de oxígeno con diferentes medicamentos. Pero si se ha demostrado que las personas que tienen cirrosis y han tenido COVID-19 tienen una expectativa de vida menor que aquellos que no tienen”. 

Comentarios

X