Estudio revela que bajó la esperanza de vida en los Estados Unidos

Estudio revela que bajó la esperanza de vida en los Estados Unidos

Servicios Combinados MSP

La esperanza de vida en EE.UU. ha disminuido desde 2014 después de haber aumentado durante la mayor parte de los últimos 60 años, según un informe publicado hoy en la JAMA.

Los factores principales incluyen un aumento en las muertes por sobredosis de drogas, suicidios y enfermedades del sistema de órganos entre los adultos jóvenes y de mediana edad de todos los grupos raciales.

Steven H. Woolf, MD, MPH, y Heidi Schoomaker, MAEd, de la Facultad de Medicina de la Virginia Commonwealth University en Richmond, señalan que la creciente tasa de muertes en la mediana edad afecta a los adultos en edad laboral y, en consecuencia, a la economía y la seguridad nacional.

"Las tendencias también afectan a los niños, cuyos padres tienen más probabilidades de morir en la mediana edad y cuya propia salud podría estar en peligro cuando alcancen esa edad, o antes",

escriben.

El aumento de las muertes en la mediana edad entre 2010 y 2017 se relacionó con un estimado de 33.307 muertes en exceso en los Estados Unidos.

Hubo aumentos estadísticamente significativos en la mortalidad en la mediana edad en 37 estados en los años anteriores a 2017, pero se concentraron en varios estados. Los mayores aumentos en la mortalidad se registraron en Nueva Inglaterra (New Hampshire, 23,3%; Maine, 20,7%; Vermont, 19,9%; Massachusetts, 12,1%) y el Valle de Ohio (West Virginia, 23,0%; Ohio, 21,6%; Indiana, 14,8%; Kentucky, 14,7%).

La esperanza de vida disminuye 3 años consecutivos

La esperanza de vida en los Estados Unidos ha aumentado en casi 10 años, de 69,9 años en 1959 a 78,9 años en 2016, pero el ritmo se ha ralentizado y la esperanza de vida ha disminuido durante 3 años consecutivos después de 2014 hasta alcanzar los 78,6 años en 2017.

"La disminución fue mayor entre los hombres (0,4 años) que entre las mujeres (0,2 años) y se produjo entre los grupos raciales y étnicos; entre 2014 y 2016, la esperanza de vida disminuyó entre las poblaciones blancas no hispanas (de 78,8 a 78,5 años), las poblaciones negras no hispanas (de 75,3 a 74,8 años) y las poblaciones hispanas (de 82,1 a 81,8 años)",

explican los autores a MedScape.

Los investigadores utilizaron datos de 1959 a 2017 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Base de Datos de Mortalidad de los Estados Unidos para analizar los cambios. También estudiaron investigaciones publicadas desde enero de 1990 hasta agosto de 2019 sobre las tendencias de mortalidad y los posibles contribuyentes. El estudio fue financiado parcialmente por el Instituto Nacional del Envejecimiento.

Le puede interesar:   Adeline Pagán, la enfermera que lidera la Fundación de Apoyo de Hidradenitis Supurativa

Estados Unidos detrás de otros países de altos ingresos

Las cifras "representan una desventaja sanitaria de EE. UU. en comparación con otras naciones de altos ingresos, a pesar de que Estados Unidos tiene el gasto sanitario per cápita más alto del mundo", escriben Howard K. Koh, MD, MPH, de la Harvard T.H. Chan School of Public Health y de la Harvard Kennedy School, Boston, Massachusetts, y sus colegas, en un editorial acompañante.

Concentrar los esfuerzos en la lucha contra la obesidad, la hipertensión y el uso de tabaco será clave para frenar las pérdidas, señalan los autores, y agregan que aunque el uso de tabaco en los EE. UU. ha disminuido, los índices más altos de tabaquismo en décadas anteriores podrían tener un efecto retardado sobre la mortalidad, sobre todo en los adultos mayores.

"Los efectos negativos de la obesidad en la esperanza de vida se predijeron por primera vez hace casi 15 años y están relacionados con la diabetes y la prediabetes, así como con la cardiopatía isquémica, el cáncer, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades renales, con minorías desproporcionadamente afectadas",

escriben Koh y colegas.

"Además, alrededor del 80% de los adultos estadounidenses no cumplen con las pautas de actividad física (tanto para el ejercicio aeróbico como para el fortalecimiento muscular)".

Le puede interesar:   Fisiatría: la clave para controlar el dolor crónico sin necesidad de opiáceos

Además, continúan diciendo:

"El aumento de las tasas de suicidio y los desafíos de salud mental, como la depresión y la ansiedad para los jóvenes en la era de los medios sociales, señalan la urgencia de mejores formas de aumentar la resiliencia, incluyendo la identificación temprana de riesgos y el apoyo en las escuelas y el lugar de trabajo, una fuerza laboral clínica ampliada y estrategias para reducir las autolesiones asociadas con el acceso a las armas de fuego en tiempos de crisis emocional".

Entre 1999 y 2017, las muertes de mediana edad por sobredosis de drogas aumentaron en un 386,5%. Por grupos de edad, aumentaron un 531,4% entre los de 25 a 34 años, un 267,9% entre los de 35 a 44 años y un 350,9% entre los de 45 a 54 años.

El mayor aumento relativo de muertes por sobredosis (909,2%) se produjo entre las personas de 55 a 64 años de edad.

Ampliar el acceso al tratamiento asistido por medicamentos y a los programas de reducción de daños, como los programas de intercambio de agujas, y mejorar el acceso a la naloxona serán importantes para frenar las muertes por sobredosis de opiáceos, explicaron Koh y colegas.

Comentarios

X