Estudio refleja mayor mortalidad de pacientes con cáncer de hígado trasplantados con sarcopenia y fragilidad

Andrea Delgado Nieves, de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas

Por: Belinda Z. Burgos González

Agencia de Medicina y Salud Pública

Los pacientes diagnosticados con cáncer hepatocelular que reciben trasplante de hígado y que padecen de sarcopenia y fragilidad tienen menos sobrevivencia si padecen de sarcopenia y fragilidad.

Esta es parte de la conclusión de un estudio de investigación como parte de la alianza entre el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) y la clínica Mayo Clinic, División de Gastroenterología y Hepatología, en el estado de Minnesota, donde investigadores se dieron a la tarea de comprobar a través de métodos científicos las observaciones que señalaban una mayor mortalidad en pacientes diagnosticados con cáncer hepatocelular que recibieron un trasplante de hígado y que padecían de deficiencias en la masa muscular y fragilidad.

Así lo expuso a Medicina y Salud Pública (MSP) Andrea Delgado Nieves, de la Escuela de Medicina del RCM, quien fue parte del equipo de médicos e investigadores de estudio, que evaluó una muestra de 344 pacientes con cáncer de hígado trasplantados en la clínica.

El estudio se realizó evaluando expedientes médicos evaluados entre el periodo del 2000-2015.

“En estudios anteriores se había visto que estos pacientes con sarcopenia y fragilidad antes de ser trasplantados se veía que sobrevivían menos después del trasplante. En este estudio queríamos ver entonces si eso pasaba con pacientes con carcinoma hepatocelular”, explicó a MSP.

La muestra fue evaluada con estudios de CT Scan, que midió la masa muscular de los pacientes mientras, la fragilidad se midió por un cuestionario que evaluó la ejecución de 14 actividades del diario vivir de la población muestral.

Entre los datos más sobresalientes fueron que la prevalencia de la fragilidad en estos pacientes arrojó 21.8%, mientras que la sarcopenia 30.3%, siendo cifras significativas entre esta población.

Más allá, la sobrevivencia a 5 años luego del trasplante de aquellos con fragilidad fue de 0.15% mientras aquellos con sarcopenia reflejaron un .003%, cifras relativamente bajas.

Asimismo, uno se reflejó una diferencia significativa de sobrevivencia en aquellos pacientes tanto con sarcopenia como con fragilidad.

“Nuestra conclusión es que aquellos pacientes trasplantados de hígado por cáncer hepatocelular es peor a cinco años. Esto es importante porque si los médicos tienen esta información previa a realizar los trasplantes, pueden establecer un protocolo de tratamiento preventivo intrahospitalario para ayudar a estos pacientes. Además, seguirlos muy de cerca”, abundó.

Según estadísticas del Registro de Cáncer de Puerto Rico para el 2015, la mortalidad del el cáncer de hígado y ducto biliar fue de un 3.2 por ciento y figuró como el sexto lugar entre los cánceres que más afectan a hombres.

En cuanto a la mortalidad, este se posicionó en cuarto lugar entre hombres con un 6.8 por ciento mientras en mujeres un 4.6, colocándose en el quinto lugar.

X