Estudiantes regalan su tiempo a favor de la salud puertorriqueña

Estudiantes regalan su tiempo a favor de la salud puertorriqueña los estudiantes prestan servicios que se fundamentan en varios análisis clínicos básicos pero den suma importancia como el examen de la glucosa, colesterol, presión, úlceras.

Jean Mitchelle Vélez
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Un grupo de estudiantes de medicina de la Universidad Central del Caribe (UCC) comenzó durante 2008, bajo el apoyo del doctor y catedrático José Luis Oliver, la organización Medicina Urbana, que provee servicios básicos de salud a las distintas comunidades alrededor de Puerto Rico de manera voluntaria.

Casi 11 años después de su creación, el actual presidente de la asociación Gabriel Colón y su vicepresidente Jorge Irizarry, han tomado la batuta de esta organización que, en 2018, impactó positivamente la salud de alrededor de mil personas de escasos recursos, gracias a los servicios que brindan y cumplen con la filosofía de la institución. La directiva de la organización compuesta por siete estudiantes es la encargada de organizar y crear una agenda clínica. 

En sus visitas, los estudiantes prestan servicios que se fundamentan en varios análisis clínicos básicos pero den suma importancia como el examen de la glucosa, colesterol, presión, úlceras. Además realizan el historial médico del paciente y un examen físico general para verificar que se encuentre en óptimo estado de salud. Lo único que estos jóvenes no pueden, ni deben hacer con la comunidad es recetar medicamentos o tratamientos.  

Clase a clase hemos seguido pasando el bastón y este sentido de proveer a las comunidades lo que sabemos hasta ahora. Cuando visitas a las comunidades se dan cuenta que tienes compromiso con Puerto Rico y es un sentido y un recordatorio de por qué estás en este campo”, expresó Colón quien cursa su tercer año de medicina.

Vamos a cualquier parte de la isla, ferias de salud o comunidades, con el huracán nos han solicitado más ayuda. Visitamos casas, y todo es coordinado. Tenemos médicos que nos ayudan a supervisar. Hemos impactado Utuado, Orocovis y toda esa zona central por la necesidad y el poco acceso que existe en el área. Vamos regularmente ocho estudiantes, pero fomentamos a que todos los estudiantes de medicina se integren y participen de estas clínicas. Es completamente gratuito (para el paciente) y voluntario (para el estudiante)”, apuntó Irizarry, quien también se encuentra en su tercer año de carrera.

Además, todo estudiante de medicina es miembro. Tratamos de que haya estudiantes de todos los años. Básicamente ellos se dividen la labor por año de estudio, dividimos la tarea de acuerdo al año de preparación y requisitos. Los de primer año están comenzando a tener sus destrezas clínicas y no se ponen a ver pacientes. Ya cuando es uno de tercero está expuesto a más labores”, apuntó Irizarry, agregando que no importa el año de estudio donde se encuentre el estudiante las clínicas sirven de aprendizaje y lidiar con los pacientes.  

Ambos estudiantes y líderes sostuvieron que Medicina Urbana da la oportunidad de exponerse y sensibilizarse ante los casos que ven cada sábado que ofrecen los servicios.

Por su parte, la universidad apoya ampliamente a los estudiantes y sus iniciativas. Al ser una labor voluntaria, los estudiantes no reciben ningún tipo de remuneración, ni altas calificaciones que les permitan aprobar sus clases. Tras terminar sus visitas, únicamente reciben el agradecimiento de cada persona que recibe sus servicios y la satisfacción de contribuir con el mejoramiento de las condiciones de salud de la población puertorriqueña.

Cabe destacar que su labor es tan exitosa que diferentes organizaciones y comunidades se acercan a ellos para recibir sus servicios.

Si alguna organización o comunidad llama, no existe un NO. Hay que responder y eso es lo que nos abre puertas y nos da liderazgo”, enfatizó Colón.

Participar de Medicina Urbana no es requisito de la universidad, pero los futuros salubristas  están conscientes que abre puertas en su vida profesional.

Buscan recurso médico

Los líderes de la organización aprovecharon la entrevista con la revista MSP para solicitar supervisión profesional y/o algún donativo, ya sea económico o de equipo, como las tirillas que leen la glucosa.

Sin donaciones no tendríamos taller ni personas a quien ayudar”, promovió Gabriel.

Sin embargo, necesitan el apoyo de profesionales de la salud que tengan el compromiso y las ganas de aportar a las comunidades y a los estudiantes en su formación. También, no dudarán en aceptar cualquier mano que quiera ayudar a impactar comunidades.

Medicina Urbana busca ampliar sus servicios mientras crean enlaces con otros profesionales y empresas.

Para solicitar sus servicios, hacer donaciones o más información, pueden contactarse al 787-798-3001 extensión 2316, 2315. De la misma manera por correo electrónico a través de medicinaurbana@uccaribe.edu y en las redes sociales como Medicina Urbana.

Comentarios

X