Buscan tratamiento adecuado para los ‘ataques de nervios’

Doctora Karen Martínez, catedrática auxiliar del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Puerto Rico. Foto: Manuel Vega

Un trastorno basado en la cultura latina caribeña que se conoce comúnmente como «ataque de nervio» es estudiado por la doctora Karen G. Martínez González, catedrática auxiliar del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Puerto Rico, para entender realmente qué es y cuál puede ser su tratamiento.

«Interesantemente nuestros pacientes con trastornos de ansiedad pueden hacer la distinción de lo que es ansiedad de los que es ‘ataque de nervio’. Así que nosotros; entonces, desarrollamos un cuestionario para poder evaluar ‘ataque de nervio'», sostiene la doctora, quien también es la directora del Centro para el Estudio y Tratamiento del Miedo y la Ansiedad.

Martínez González explica que con este estudio buscan conocer cuál es el tratamiento adecuado- que podría incluir terapia y medicamentos-para este trastorno y si puede ser tratado con el mismo que se utiliza para la ansiedad.

«Hasta ahora, en las investigaciones que hemos hecho hemos visto que (el trastorno) tiene que ver con trauma en la niñez. La mayoría de las personas que tienen estos episodios, a los que ellos llaman ‘ataques de nervios’, han tenido algún evento traumático en la niñez que de alguna manera está impactando la manera en que desarrollan su manera de regular emociones,  y entonces, esto se ve manifestado después, con esto que se llama ‘ataques de nervios'», revela la doctora.

Según la psiquiatra, los pacientes que han estudiando han definido este trastorno como un momento en que pierden el control emocional durante algún problema, al recibir una mala noticia, una pelea con familiar, entre otros escenarios. Agrega que estas personas experimentan una mezcla de ansiedad, coraje, tristeza y frustración.

«Muchas veces las personas nos describen que sienten que se salen de su cuerpo en ese momento… y que les puede durar entre 10 minutos, media hora, y después como que vuelven a la normalidad», asegura la doctora, al tiempo que reitera que este trastorno es un marcador de que una persona no está manejando bien sus emociones.

Recalca que la persona que sufra de estos ataques podría también padecer de ataques de ansiedad, depresión y problemas interpersonales por causa del trastorno.

A pesar de que siempre se rehusaba a investigar este trastorno porque entendía que ‘encajonaban’ a los puertorriqueños con el mismo, la psiquiatra asegura que fue un colaborador que estudia la manera en que la cultura afecta las manifestaciones psiquiátricas quien le dijo que investigara si este trastorno era cierto o no.

Al momento, están validando el cuestionario para luego desarrollar el protocolo de investigación, indica la investigadora. Han estudiado a 110 personas desde que comenzó la investigación en el 2011.

La doctora Martínez González trabaja este estudio junto a una residente de psiquiatría, la doctora Joana Torres, y el equipo del Centro para el Estudio y Tratamiento del Miedo y la Ansiedad.

Comentarios

X