Estimulación eléctrica a través de implante mejora los resultados de cirugía de fusión espinal

Estimulación eléctrica a través de implante mejora los resultados de cirugía de fusión espinal Los informes estiman que en promedio alrededor del 30% de estas cirugías no logran soldar estas vértebras en un solo hueso, causando dolor de espalda continuo.
Servicios Combinados MSP

Los cirujanos de columna vertebral en los Estados Unidos realizan más de 400.000 fusiones espinales cada año como una forma de aliviar el dolor de espalda. Y también evitar que las vértebras de la columna vertebral se muevan y causen más daño. Sin embargo, los informes estiman que en promedio alrededor del 30% de estas cirugías no logran soldar estas vértebras en un solo hueso, causando dolor de espalda continuo.

Ahora, después de revisar 16 estudios en humanos y 17 en animales que probaron tres tipos de estimulación eléctrica, uno implantado y los otros usados; los investigadores de la Johns Hopkins han determinado que sólo el uso de un dispositivo de estimulación de corriente continua implantado funcionó exitosamente tanto en animales como en personas.

Dispositivos de estimulación eléctrica para la fusión espinal

Los dispositivos de estimulación de corriente continua se implantan debajo de la piel junto a la columna vertebral durante el procedimiento de fusión espinal. Ahí permanecen en su lugar durante los seis a nueve meses de recuperación y luego se retiran.

Los pacientes que recibieron estos dispositivos tenían más del doble de probabilidades de que sus vértebras se fusionaran con éxito, y la tasa fue más alta en animales. Aunque este dispositivo implantado parece ser una herramienta útil para los cirujanos, puede no permitir las resonancias magnéticas, y los dispositivos tienen un pequeño riesgo de infección, malestar y reacción inmunológica.

«Aunque el dispositivo estimulador de corriente continua es más invasivo porque está implantado, hay un 100% de cumplimiento. Los otros dos dispositivos que analizamos tienen que ser usados y hay un mayor riesgo de que los pacientes se olviden de usarlos, haciéndolos potencialmente menos efectivos»,

dijo el autor Ethan Cottrill, M.S., candidato a M.D./Ph.D. en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins a Science Daily.

Los hallazgos aparecen en la edición del 8 de octubre de la revista Journal of Neurosurgery: La columna vertebral.

Debido a que cada dispositivo eléctrico puede costar alrededor de $5.000, los investigadores sólo recomiendan que las personas en alto riesgo de procedimientos de fusión espinal fallidos los reciban, tales como pacientes mayores, personas con fusiones fallidas previas y aquellos que tienen diabetes o que fuman.

Otros autores de la publicación incluyen a Zach Pennington, A. Karim Ahmed, Daniel Lubelski, Matthew Goodwin, Alexander Perdomo-Pantoja, Erick Westbroek, Nicholas Theodore, Timothy Witham y Daniel Sciubba, todos del Departamento de Neurocirugía de Johns Hopkins.

Comentarios

X